Descubren 1.176 toneladas de marihuana pero no cae ningún narco

La espesura de los montes es aprovechada por los marihuaneros para disfrazar los cultivos de los antinarcóticos, que en 10 días de intervenciones tuvieron récord de incautaciones pero saldo negativo en materia de detención de narcos.

Fuerzas antinarcóticas culminaron este miércoles el operativo “Nueva Alianza I” en varias localidades del departamento de Canindeyú, en el noreste de Asunción, que dejaron como resultado el descubrimiento y destrucción de 1.176 toneladas de marihuana, que tienen un costo promedio de 35 millones de dólares en el mercado internacional.

Agentes de la Senad y militares de las fuerzas especiales de lucha contra las drogas, con el apoyo de helicópteros de la Fuerza Aérea y la Armada Nacional, a más de efectivos de la Policía Federal del Brasil y la coordinación del Ministerio Público, completaron 10 días de incursiones aéreas y terrestres con el fin de eliminar cultivos de marihuana, además de centros de producción y acopio de cargas de la hierba ilícita.

El operativo focalizó sus tareas en las comunidades campesinas de Brítez Kue, Yby Pytâ y Morombí, donde fueron detectadas las mayores concentraciones de cultivos de cannabis.

El grupo operativo eliminó un total de 392 hectáreas de marihuana  en etapa de crecimiento, distribuidas en 134 parcelas.

Además, incineró 17 campamentos con 440 kilos de cannabis picado, 170 kilos de semillas y 5 prensas de madera, bajo la supervisión del fiscal Cristian Roig.

El informe oficial de la Senad no hace alusión a la detención de narcotraficantes, en un hecho repetido que es objeto de sospechas.

Teniendo en cuenta la producción aproximada por hectárea, con la destrucción de las 392 hectáreas de marihuana se evitó la producción de 1.176.000 kilogramos de la hierba psicotrópica.

Según Senad, este tipo de operaciones es la forma más eficaz de lucha contra la producción y tráfico de marihuana en la región, pues se ataca el problema de raíz, golpeando financieramente a las organizaciones delictivas, que de esta manera pierden mucho dinero invertido en el negocio.

Una hectárea de cultivo de marihuana produce alrededor de 3 toneladas de la droga, y se oferta a un precio promedio de 90.000 dólares.

La Policía Federal del Brasil apoya este tipo de operativos en el marco de la responsabilidad compartida ante la problemática del narcotráfico en la región.

Paraguay es el principal productor de marihuana en Sudamérica, y Brasil se constituye en el destino del 80 por ciento de la producción nacional.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.