De un total de 140 viviendas, solo 20 tenían conexión eléctrica regular

La ANDE recomienda a las personas que utilizan el servicio de energía eléctrica sin pagar a que hagan un esfuerzo y regularicen su situación con el ente, para evitarse problemas legales y el pago de elevadas sumas en multas.

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) desconectó 120 suministros eléctricos sin medidor, conectados en forma clandestina a la red de baja tensión del sistema eléctrico estatal. 

La intervención se realizó en el complejo de viviendas construidas por la Senavitat en la compañía Caaguazu´i, de la ciudad de Itá, departamento Central.

De acuerdo al informe, de las 140 viviendas económicas ubicadas en el lugar, al menos 20 cuentan con medidor en normal funcionamiento y más de 120 se encontraban con conexiones directas o clandestinas a la red de distribución de la ANDE.

Esta situación ha venido ocasionando diversos inconvenientes al sistema eléctrico, que afectan directamente a los clientes regulares que se encuentran en el complejo de viviendas y, por extensión, a otros usuarios de la zona. 

Los propios afectados por las conexiones clandestinas de sus vecinos presentaron la denuncia, que derivó en la intervención, que estuvo a cargo de técnicos interventores y fiscalizadores de la División Gestión de Pérdidas Eléctricas, dependiente de la Gerencia Comercial de la ANDE.

Al término de la intervención se labró acta administrativa y policial para luego realizar la denuncia correspondiente del hecho punible  de sustracción de energía eléctrica ante la Unidad Penal N° 1, de la Fiscalía de Itá, a cargo de Humberto Houdin.

La causa está identificada con el número 1531/15.

Los usuarios intervenidos no realizaron ante la ANDE ninguna tramitación administrativa, exigida para la conexión del servicio eléctrico, por lo que su situación de las viviendas fue calificada de irregular.

Las intervenciones fueron acompañadas por el abogado Juan Domínguez, jefe de la oficina de asistencia jurídica a intervenciones, y contaron además con el apoyo de una cuadrilla de la agencia  comercial de Guarambaré y agentes policiales.

ANDE ha informado a través de la secretaría de comunicación social que las intervenciones continuarán indefinidamente, hasta lograr disminuir de forma considerable el alto registro de usuarios que utilizan la energía eléctrica sin pagar por el servicio.

La ley castiga el hurto de energía con penas privativas de hasta 3 años de prisión, o multa, por lo cual el ente energético recomienda a los transgresores hacer un esfuerzo y regularizar su condición de usuario, evitándose así problemas legales y el pago de altos montos en concepto de multas.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.