Critican a Derechos Humanos y Ministerio de la Mujer por desamparar a huelguista

Ana María Baiardi, ministra de la Mujer. Acaba de retornar de la Riviera Maya, paraíso del Caribe mexicano, adonde viajó para tratar derechos de la mujer que no aplica en su país, opinan indignadas de Nueva Colombia que luchan por una salud pública digna.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados recibió críticas de pobladores de Nueva Colombia por desatender los reclamos e inquietudes de Rafaela González de Bareiro, indignada de la localidad cordillerana que hace 38 días se encuentra en huelga de hambre.

Blanco de los principales cuestionamientos fue la presidenta de la Comisión parlamentaria, Olga Ferreira de López.

“El pueblo está en movilización desde hace más de un mes, lapso en el cual ha salido a las calles a protestar por el pésimo servicio de salud, pero la diputada Ferreira de López no se dio por enterada”, expresó Natividad Pereira de Leguizamón.

Aclaró que durante todo este tiempo la presidenta de Derechos Humanos fue avisada acerca de la medida extrema asumida por la huelguista, y la necesidad de recibir acompañamiento en su causa, “que es la de todo el pueblo”, pero no hubo respuesta parlamentaria.

“La población se ha instalado una mala imagen de la señora de Ferreira de López, que solo podrá revertirlo pidiendo perdón a la gente defraudada y, lo esencial, hacer lo que esté a su alcance, en su condición de representante del pueblo, para que las reivindicaciones se concreten en tiempo y forma, antes de lamentar una muerte que pudo haberse evitado”, apuntó la indignada.

Explicó que entiende de alguna manera el supuesto exceso de trabajo de la diputada en cuestión, “pero creo que nada es más importante y prioritario que la vida de una persona pendiendo de un hilo”, en referencia a la huelguista.

“Es tan referencial que Derechos Humanos atienda tanto a las mujeres campesinas con sus reivindicaciones sociales y laborales, a las mujeres abusadas en sus derechos, y tantas otras en situación de vulnerabilidad, como también a quienes, despojándose de su orgullo de mujer, se lanzan a la calle a protestar por los derechos de salud de su pueblo, privándose voluntaria y valientemente de ingerir alimentos”, recalcó la señora Pereira de Leguizamón.

La crítica, compartida por los pobladores en estado de rebeldía, también alcanzó a la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, quien fue señalada por incumplir su misión y visión institucional de proteger a la mujer, en este caso a una madre de familia que ha adoptado una medida extrema para reivindicar derechos consagrados de salud pública negados por un Estado ausente.

“Nos preguntamos para qué sirve un Ministerio de la Mujer si al final, para nosotras, rige el sálvese quien pueda”, precisó Obdulia Vera, haciéndole coro a pobladores de la localidad cordillerana que lamentan el nulo interés demostrado con la huelguista por parte de mujeres en situación de poder y autoridad en el Gobierno y el Estado.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.