Persiste trabajo de niños en calera, olerías y pollerías

El objetivo de gobierno es erradicar las peores formas de trabajo infantil, señala el informe, que no hace mención a las actividades domésticas y otro tipo de tareas de niños y niñas con derechos ignorados sobre una vida digna.

El Ministerio de Trabajo intervino en varios sectores de trabajo donde realizan tareas niños y niñas, con el objetivo de cumplir la ley que prohíbe la actividad laboral rentada y otros tipos de labores impropias de menores de edad, informó el ministro de la cartera, Guillermo Sosa.

En un informe de gestión dado a conocer este julio, señaló que el objetivo de fondo es la erradicación de las peores formas de trabajo infantil, y en contrapartida el impulso a programas de desarrollo integral del niño y de la niña que tengan siempre presente la necesidad de formación educativa, atención a la salud, recreación y otros ítems que no se cumplen, especialmente en sectores de necesidad y pobreza.

Sosa mencionó los controles realizados este año en las caleras de Vallemí, donde según denuncias decenas de niños, algunos de ellos hijos de empleados de la empresa, realizan labores impropias para personas vulnerables y encima en condiciones de riesgo para la salud.

Tareas similares fueron realizadas en la región de la Triple Frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil, donde inspectores de Trabajo intervinieron empresas comerciales que utilizan a los menores para alzar o bajar mercaderías de los medios de transporte, y otros fines prohibidos por la ley.

Los niños que realizan labores en el aeropuerto internacional “Silvio Pettirossi”, en el Palacio de Justicia y en la Terminal de Ómnibus de Asunción también fueron retirados por los interventores, según se informó, pese a que muchos de ellos se negaron a cumplir la orden ministerial por recomendación de sus padres, que en algunos casos también desempeñan actividad de renta en el entorno.

En su informe, el ministro llamó la atención acerca de la explotación infantil en olerías y pollerías, y en ese sentido expresó que las personas que mantienen este tipo de relación laboral fueron denunciadas ante el Ministerio Público.

En el 2014, como parte de una iniciativa de organismos de defensa de los derechos del niño, fueron retirados centenares de menores que desarrollaban tareas en los supermercados, incluso el transporte de carritos cargados con productos a los vehículos de los clientes.

Este hecho motivó críticas de la ciudadanía, en el sentido de que se actuó sin antes establecer un plan de contingencia que ayude a las familias de los niños en necesidad conseguir alguna actividad rentable para el sostenimiento familiar.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.