Constatan devastación ambiental y culpan a ex intendente

En este lugar existía un bosque nativo exuberante, que según la denuncia fue depredado por el ex intendente Peña para aprovechar la madera y del subsuelo obtener centenares de cargas de piedra de valor millonario, rellenando el sitio depredado con basura proveniente de la ciudad.

Miembros de la organización Contraloría Ciudadana de Emboscada constataron este miércoles varios casos de delito ambiental que comprometen al ex intendente municipal Raúl Peña, quien está a punto de ser imputado por su responsabilidad en un caso de basura patológica pillada en flagrancia en un vertedero clandestino.

El nuevo caso se registró en una propiedad municipal conocida como “ex Barrail”, ubicada en la 2ª. Compañía Genes, unos 5 kilómetros al suroeste de la ciudad.

En el lugar fueron constatadas evidencias de depredación de árboles nativos con el objetivo de escarbar el suelo para obtener piedra bruta de grandes dimensiones posiblemente a precio vil, destinada a obras de empedrado en la localidad de Cerrito, Chaco paraguayo.

Personal contratado por Peña para proceder al desmonte comentó que el ex intendente dirigió en persona la depredación, ordenando a los trabajadores apartar la madera y despejar el terreno para explotar la piedra.

“Nos hicieron trabajar día y noche porque el contratista le dijo que estaban apurados”, comentó nuestro informante, debidamente identificado.

Referentes de la Contraloría Ciudadana comentaron que en el lugar depredado obtuvieron más de 1.000 cargas de piedra, que tienen un costo promedio de G. 100.000 la carga.

“Estamos hablando de un beneficio neto de 100 millones de guaraníes, que no sabemos dónde fueron a parar porque la Municipalidad no registra ese ingreso extra, y no nos extrañaría que hayan sido destinados a engrosar los ingresos de Peña”, afirmó un integrante de la Contraloría Ciudadana.

Comentó que en el lugar de referencia quedaron evidencias de depredación, y que este jueves presentarán la denuncia formal ante el Ministerio Público para las investigaciones de rigor, entre ellas la presunta evacuación de basura domiciliaria comercial en el enorme hueco que dejó la extracción de piedra bruta.

“Como si ello fuera poco, tenemos pruebas de que una naciente o yvú que surtía de agua a un arroyo cristalino que pasa por el lugar fue destruido por una topadora para crear un sitio clandestino donde descargar la basura de la ciudad”, expresó el denunciante.

Sostuvo que todos estos datos serán expuestos en la denuncia penal que presentarán este jueves contra el ex intendente Peña, a quien señalan como principal responsable de las irregularidades.

“La fiscalía debe saber que, cuando llueve, los raudales arrastran el agua maloliente y contaminada producida por el basural y desemboca en el arroyo donde se bañan muchas personas, e incluso sabemos que hay gente que se aprovisiona de esa agua para uso doméstico, con todo el peligro que ello representa para la salud del entorno”, expresó el referente de la Contraloría Ciudadana.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.