Conexión eléctrica mau implica amenaza latente de desgracia

Asentamiento regularizado con el servicio eléctrico, a pesar de lo cual muchas familias prefieren arriesgar sus instalaciones y hasta su seguridad personal apelando a conexiones directas o mau, que configuran delito penal y encima constituyen una amenaza latente de desgracias.

En cumplimiento de una orden emanada de la Unidad Penal N° 1, de la Fiscalía Barrial N° 3, técnicos fiscalizadores de la Administración Nacional de Electricidad realizaron una intervención en un local comercial ubicado sobre la calle Carlos A. López del barrio Sajonia, de Asunción. 

En el lugar, identificado como “Bodegas Pepe” pudieron verificar que el suministro, identificado con el N° NIS 1.204.371, contaba con una conexión directa, sin medidor, por lo que se procedió a la desconexión y se labró el acta administrativa correspondiente.

La intervención estuvo a cargo de los funcionarios Julio Centurión, David Aquino y Humberto Mongelós, acompañados por el abogado institucional Juan Domínguez, jefe de la Oficina de Asistencia Jurídica a Intervenciones, y la asistente fiscal Isabel Aguilar.

El acta de procedimiento fiscal se realizó para la investigación penal por presunta sustracción de energía, cuya penalización está prevista en el Artículo 173° del Código Penal Paraguayo. 

La División de Gestión de Pérdidas Eléctricas y la Gerencia Comercial de la ANDE, con este tipo de intervenciones concreta el cronograma de trabajo establecido a nivel nacional, específicamente en el tema de combate al delito de sustracción de la energía eléctrica.

Estos procedimientos también ofrecen las usuarios clandestinos la oportunidad de regularizar su situación con la ANDE en el plano administrativo, antes de iniciarse las acciones legales que por Ley le corresponde a la institución.

El ente energético solicita a la colaboración de la ciudadanía, en el sentido de denunciar las conexiones irregulares, clandestinas o mau, en la línea telefónica 160, o al 021-2172057.

Los denunciantes tendrán garantía absoluta acerca de su identidad, según se informó.

ANDE informó que las conexiones irregulares directas sin uso de medidores, que significa uso de energía gratis para los infractores, configura un delito penado con 2 a 5 años de prisión o multa.

A más de ello, el servicio no ofrece ningún tipo de garantía para los infractores, teniendo en cuenta que el sistema de suministro energético carece de seguridad y, por tanto, puede ocasionar accidentes lamentables como cortocircuitos, incendios o electrocuciones con pérdidas materiales y humanas.

De acuerdo a datos recabados por La Mira, al menos la tercera parte del total de energía eléctrica contratada por la ANDE configura pérdida, la cual incluye el hurto de energía, tanto en el sector urbano como rural, y no solo de parte de familias humildes con escaso poder adquisitivo, sino grandes empresas con solvencia económica, según el registro de infractores.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.