“Con la plata tirada a la FTC se pueden comprar 17 ambulancias cada mes”

Una ambulancia equipada, como la que tiene Emergencias Médicas, cuesta unos 150 millones de guaraníes, afirman pobladores de Nueva Colombia, quienes reclaman el elemental medio de transporte de pacientes críticos y piden que sea adquirido de la «plata tirada» a la FTC.

El largo tiempo transcurrido desde que el presidente Cartes otorgó poderes y recursos extraordinarios a la Fuerza de Tarea Conjunta para sacar de circulación al EPP, y la falta de respuesta de los “soldados especiales”, han motivado la reacción ciudadana.

“Por los 2.500 millones de guaraníes que el Gobierno tira a la basura cada mes se pueden comprar 17 ambulancias bien equipadas (que cuestan unos 150 millones de guaraníes cada una) para satisfacer las necesidades de pueblos que no cuentan con el elemental medio de transporte de heridos y enfermos graves”, expresó Rafaela González de Bareiro.

Se trata de una ciudadana de la localidad cordillerana de Nueva Colombia, a 48 kilómetros de Asunción, que lleva a cabo una huelga de hambre desde hace 82 días, en demanda de salud digna para la población de 5.000 habitantes, incluida la provisión de una ambulancia.

El reclamo generalizado de contar con el vehículo especial, que en muchos casos puede salvar vidas humanas, es acompañado especialmente por sectores carenciados, que deben apelar a la conmiseración de terceros para ser trasladados a otras localidades en busca de atención a su salud en apuros.

“Las autoridades que tenemos acá son simples números, porque no suman ni restan; duermen en sus cargos como si todo estuviera bien”, opinó Anselma Ruiz, vecina del barrio Inglés Cue.

Extendió sus críticas a las autoridades sanitarias, comenzando por el ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, y la directora de la 3ª. Región Sanitaria, Dorisel Ferreira de Salazar.

“El ministro ha demostrado insensibilidad absoluta ante nuestro reclamo de contar con una ambulancia. Nos contaron que despreció incluso un pedido de informes que le envió la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados”, indicó la indignada.

Con respecto a la directora sanitaria de Cordillera, comentó que la Dra. Ferreira de Salazar fue vista este martes acompañando al presidente Cartes y un grupo de correligionarios colorados oficialistas en un evento que nada tenía que ver con su responsabilidad como funcionaria pública.

Ni bien asumió el cargo, la directora prometió al pueblo de Nueva Colombia proveer una ambulancia para el puesto de salud local.

“Para el 15 de mayo van a tener su ambulancia, y van a hacer un doble festejo con el Día de la Madre”, dijo entonces la funcionaria proveniente de la cartera política cartista en el poder, pero después se llamó a silencio, en medio de la crítica generalizada de la población, que pone en tela de juicio su capacidad de manejo de conflictos y, esencialmente, el valor de su calidad de médica para proveer sin más trámite un medio de transporte vital para pacientes críticos, como es la ambulancia.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.