Chile, mercado Premium no solo para la carne sino para la marihuana paraguaya

Eduarda Ríos, presentada como presunta «mula» encargada de hacer llegar la droga a Chile y entregarla a contactos que operan en ese mercado que multiplica el precio pagado en Paraguay.

Chile es considerado mercado apetecido no solo para la carne sino para la droga producida en Paraguay.

Luego de la carga de 1.200 kilos de marihuana caída en comiso en el país trasandino hace unos años, el negocio se llamó a cuarto intermedio por algún tiempo, hasta que ahora vuelve a retomar fuerza.

Agentes de Senad destacados en Mariscal Estigarribia, Chaco paraguayo, se trasladaron hasta la localidad de Infante Rivarola, en la zona limítrofe con Bolivia, donde interceptaron un vehículo a bordo del cual se encontraba una pareja que intentaba cruzar el punto fronterizo con gran cantidad de marihuana.

El cargamento tenía como destino el mercado chileno, según referencias facilitadas por los supuestos narcos detenidos en el operativo.

En el control fronterizo fue interceptado un automóvil marca Ford, sin detalles, que tras ser revisado se descubrió que transportaba más de 100 kilos de cannabis.

La droga estaba oculta en un doble fondo del vehículo, diseñado con el fin de burlar los sistemas de control y de ese modo abrirse paso por la ruta Transchaco, cruzar por Bolivia y llegar a suelo chileno, donde debía ser entregada a un contacto cuya identidad se investiga.

Los detenidos fueron identificados como Ismael Planás, de  35 años de edad, y Eduarda Ríos Rojas, de 26 años, quienes alegaron  que el cargamento no les pertenecía y que los mismos solo ejecutaban la orden de traslado a cambio de dinero.

En el momento de presentar las identificaciones, los antinarcóticos constataron que el hombre portaba documentación argentina, mientras que la mujer poseía cédula de identidad paraguaya.

El viaje se había iniciado en San Pedro del Paraná, departamento de Itapúa, donde se sospecha que se produce marihuana a gran escala.

A pesar del férreo control ejercido por autoridades chilenas, los narcos se ingenian para tratar de hacer llegar la droga a ese mercado por el alto precio que se paga, alrededor de 1.000 dólares el kilo (en Paraguay se oferta a un precio promedio de 60 dólares el kilo).

Teniendo en cuenta la cotización aludida, se calcula que la mercancía decomisada tiene un valor total de 100.000 dólares.

Por orden del fiscal interviniente, Andrés Arriola, el vehículo y las evidencias fueron trasladados hasta el depósito del Ministerio Público.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.