Cayeron un millón de kilos de droga y no se reportó ningún narco detenido

Agentes especiales incursionan en un establecimiento rural antes de un operativo antinarcótico, que culminará con el descubrimiento y destrucción de miles de kilos de marihuana y, como siempre, sin ningún detenido.

El operativo Nueva Alianza XII implementado por la Secretaría Nacional Antidrogas culminó con positivos resultados en materia de incautación de marihuana pero, en el lado opuesto, no arrojó ningún detenido.

El hecho no deja de ser llamativo, aunque se repite indefinidamente al final de cada operativo antidrogas.

En su momento, las autoridades de Senad justificaron su nula productividad en la captura de narcotraficantes con el argumento de que personas que ofician de “campanas” o informantes dan el alerta temprano a las organizaciones mafiosas antes de que se produzca la intervención.

De esta manera, los grandes operativos siempre acaban a medias, teniendo en cuenta que se producen grandes incautaciones de marihuana pero no cae ningún narco, menos aun los “peces gordos” de la mafia de la droga.

Paraguay ocupa desde hace varios años el primer lugar entre los mayores productores de cannabis, aunque mantiene el estatus de país que lucha contra la producción y tráfico de drogas, otorgado por la DEA de Estados Unidos, la institución rectora de la lucha contra las drogas en la región.

En el operativo que culminó hace unos días, la Senad, la Fuerza Aérea Paraguaya y la Policía Federal del Brasil decomisaron y destruyeron 989 toneladas de marihuana en los montes de Amambay, valuadas en unos 30 millones de dólares.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.