Cartes destaca el “inmenso testimonio de esperanza” que dejó el Papa

Francisco saluda con el brazo derecho fuera del vehículo particular que le llevó hasta Ñu Guasu, donde abordó el papamóvil para acceder a la misa central. El Presidente Cartes resaltó el testimonio de esperanza que dejó la ilustra visita.

Durante los tres días de visita al Paraguay, el Papa Francisco dejó “un inmenso testimonio de esperanza”, expresó el presidente de la República a través de su cuenta oficial virtual, tras expresar gratitud por la ilustre presencia.

Cartes agradeció también a las autoridades y referentes de la Iglesia, organizaciones de la sociedad civil, periodistas y al pueblo en general.

“Al tiempo en que el Papa Francisco se despide de esta patria que lo ama y admira, me permito expresarle mi gratitud por el inmenso testimonio de esperanza que deja instalado en todos los corazones. Gracias Santo Padre”, dijo el Jefe de Estado.

Extendió su admiración y gratitud a los servidores, de quienes dijo que “durante todos estos días fueron el mejor testimonio, lo más sublime, lo más elocuente, del potencial de nuestra juventud”.

“Antes que ellos regresen a sus hogares, quiero que sepan que este Presidente los admira y que – por sobre todo – aguarda que se sumen a la tarea pendiente de levantar el Paraguay de sus debilidades y potenciarlo en sus fortalezas”, apuntó.

“Agradezco inmensamente a autoridades y referentes de la Iglesia, el Estado, las organizaciones de la sociedad civil, a los medios de comunicación y sus periodistas que realizaron una estupenda cobertura para que todo el país pudiera tener proximidad con el acontecimiento”, resaltó igualmente el Presidente.

Al hacer referencia al pueblo paraguayo, sostuvo que “supo acompañar con devoción y madurez los acontecimiento programados, soportando las dificultades del desplazamiento y los espacios disponibles”.

También aludió a los visitantes de Argentina y Brasil, especialmente, por haber llegado hasta Paraguay “a vivir la visita Papal y nuestra hospitalidad”.

El Papa visitó el país el 10, 11 y 12 de julio, lapso en el cual desarrolló una cargada agenda que incluyó visitas y entrevistas con referentes sociales, especialmente de sectores vulnerables, pobres urbanos, enfermos y campesinos.

El pasado domingo congregó a un millón de personas –los organizadores estiman que asistieron 1.500.000 personas- en la misa central realizada en el parque nacional Ñu Guasu, aledaño a Asunción, en una jornada histórica seguida de cerca en directo por varios países del mundo a través del más del millar de periodistas destacados al evento.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.