Cambian marihuana paraguaya por pasta de cocaína boliviana

La «merca» estaba parcialmente camuflada entre matorrales nativos en la zona de frontera seca, donde debía ser abordada por narcos que, según los datos, lo debían cambiar por pasta base de cocaína «made in Bolivia».

Más de 200 kilos de marihuana que se encontraban cubiertos con una carpa improvisada en espera de ser traficados fueron descubiertos en una zona rural fronteriza con Bolivia. De acuerdo a los datos, la “merca” debía ser cambiada por pasta base de cocaína proveniente del altiplano.

La operación fue realizada por agentes de la Senad en la zona de Mayor Infante Rivarola, localidad ubicada en el límite con el país vecino, en el extremo norte del Chaco paraguayo.

De acuerdo a los datos, la “merca” estaba oculta entre la vegetación nativa, sin rastros de vida aparente en el entorno.

En total, cayeron 272 kilogramos de la hierba, que estaban distribuidos en 13 paquetes, listos para la comercialización.

Los indicios hallados en el sitio indican que la carga fue custodiada hasta minutos antes de la incursión, ya que una motocicleta también fue hallada junto con el alijo.

Cada paquete fue laboriosamente envuelto en cintas de embalar. Una carpa era utilizada tanto para preservar la droga como para evitar que sea descubierta.

Los intervinientes sospechan que por la forma en que proceden los narcotraficantes en la región, el cargamento de marihuana debía ser intercambiado por pasta base boliviana.

Traficantes de un lado y otro de la frontera recurren a este mecanismo debido a que el mercado paraguayo de drogas está potenciado en la producción de la hierba, mientras que el de Bolivia en la provisión de cocaína, con lo cual buscan beneficiarse mutuamente.

El fiscal que encabezó la intervención, Andrés Arriola, actuó en coordinación con agentes de la oficina regional de la Senad en Mariscal Estigarribia.

Para los intervinientes, resultado extraño el sistema de tráfico utilizado en esa zona fronteriza, donde se ha demostrado que la fórmula utilizada está “marcada” por los antinarcóticos.

Entendidos en el tema, sin embargo, opinan que posiblemente los narcotraficantes apelan a esa estrategia para mantener ocupados a los agentes, mientras otro alijo mayor cruza sin problemas la frontera aprovechando la ausencia de control estricto.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.