Caen 372 kilos de cocaína en un avión que escapó de la Senad

Los detenidos en tierra aparecen rodeados de la millonaria carga ilícita incautada, no así el avión con sus tripulantes, que lograron levantar vuelo en las narices de los agentes, quienes sugestivamente no les pudieron atrapar.

Una operación antidroga ejecutada por agentes especiales de la Senad, bajo la dirección del Ministerio Público, logró el desmantelamiento de una poderosa estructura del narcotráfico con la incautación de 372 kilos de cocaína.

El operativo se registró en una pista clandestina ubicada en un establecimiento rural de la zona de General Artigas, departamento de Itapúa, 300 kilómetros al sur de Asunción, cuyos propietarios no fueron identificados por el fiscal interviniente, Marcelo Pecci.

La comitiva se encontraba en la zona, vigilando lo que acontecía en la estancia Ysapy, hasta que en cierto momento llegó hasta la pista clandestina una aeronave que descargó rápidamente la carga, que resultó ser un gran alijo de estupefacientes.

Minutos después irrumpió el grupo antidroga, que logró reducir a los supuestos traficantes y asegurar el cargamento, no así la aeronave, cuyos tripulantes lograron establecer vuelo nuevamente, en una sugestiva reacción tardía de los antinarcóticos.

Ante la presencia del fiscal interviniente, los agentes de la Senad identificaron a las personas detenidas como:

-Víctor Hugo Gaona Burgos, paraguayo, de 43 años, oriundo de Encarnación, y principal sospechoso de liderar la carga prohibida;

-Fabio Donizete Umann, brasileño, de 39 años, capataz de la estancia;

-Joaquín Bareiro, paraguayo, de 40 años, oriundo de San Pedro del Paraná;

-Édgar Romero Salinas, paraguayo, de 27 años, oriundo de San Patricio, Misiones.

Los intervinientes procedieron a individualizar, analizar y pesar el contenido de las bolsas incautadas, que arrojaron como resultado positivo a 372 kilos de cocaína.

Además, se dispuso la incautación de una camioneta marca Chevrolet S10, que aparentemente iba a ser utilizada para el transporte del cargamento hasta un local de acopio.

La droga provendría de Bolivia, y debía ser acopiada para su posterior envío a otro país de la región, presumiblemente Brasil, teniendo en cuenta que el capataz brasileño de la estancia oficiaba de enlace con potenciales compradores compatriotas.

Considerando el valor de la cocaína en el mercado paraguayo, el golpe a esta estructura ascendería a unos 2.600.000 dólares.

El valor de la droga en nuestro país es ampliamente superior en los mercados de consumo final de la región.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.