“Brasil dice defender la naturaleza, pero extermina a sus indígenas”

Los indígenas no solo son amenazados por los mineros, sino por hacendados que buscan aprovechar las tierras ancestrales para la ganadería.

La asociación indígena yanomami Hutukara envió una carta a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la cual critica el doble discurso del Gobierno en el sentido de que dice proteger la naturaleza, pero sin embargo nada hace para evitar la persecución de los pueblos indígenas, muchos de ellos en peligro de extinción.

“En este momento en que Brasil y el mundo se concentran en buscar soluciones para proteger el clima, el agua, las selvas y a sus pueblos, no tiene sentido que Brasil favorezca proyectos que pueden conllevar la destrucción de la naturaleza dentro de la tierra indígena yanomami”, expresa la nota.

El documento fue dado a conocer por la organización Survival International.

Revela niveles alarmantes de mercurio entre los pueblos indígenas yanomami y yekuana de la selva amazónica y señala que la organización brasileña ISA (Instituto Socioambiental) ha desarrollado un estudio a partir de muestras de cabello de indígenas pertenecientes a 19 comunidades de estos pueblos, según el cual más del 90 por ciento de los habitantes originarios de una región se encuentran seriamente afectados.

Buscadores de oro ilegales que operan en territorio yanomami están contaminando los ríos de los indígenas con el mercurio que utilizan durante el proceso de extracción del metal áureo.

De esta manera, el mercurio entra en la cadena alimentaria a través de las aguas del río que beben los yanomamis, y de los peces que constituyen una parte fundamental de su dieta.

El chamán y portavoz yanomami Davi Kopenawa presentó estas evidencias ante la relatora especial sobre los derechos de los pueblos indígenas de la ONU, Victoria Tauli-Corpuz, durante su visita a Brasil en marzo pasado.

“Estamos preocupados por los resultados de esta investigación. Esta contaminación afecta a las plantas, a los animales y a las generaciones futuras”, declaró Reinaldo Rocha, indígena yekuana.

Los yanomamis no contactados, uno de los pueblos más vulnerables del planeta, se encuentran especialmente amenazados. Los mineros ilegales trabajan extremadamente cerca de una de las zonas donde viven.

Fiscales federales de Brasil están analizando los hallazgos del estudio y continúan presionando para que se ponga fin a la minería ilegal.

La contaminación por mercurio también amenaza a otros pueblos indígenas amazónicos, según Survival.

Añade que los yanomamis dependen de su selva para sobrevivir, y que su tierra en Brasil fue demarcada como territorio indígena en 1992 a raíz de una fuerte campaña internacional.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.