Becas, brillante opción para vencer el ocio y la falta de conocimiento en las cárceles

La mayor parte de los jóvenes privados de libertad se encuentran en la franja de potencialmente activos para actividades económicas lícitas. El gobierno ofrece becas para los que quieren salir adelante y dejar las rejas con un título bajo el brazo. (Foto: Diario Hoy).

Reos de Tacumbú y El Buen Pastor tienen a mano la posibilidad de vencer el ocio y la falta de conocimiento, y con ello dar un paso importante para salir en libertad, generar ingresos y mejorar su nivel de vida.

Esto sería posible mediante un programa de gobierno que por segundo año consecutivo se lleva a la práctica y consiste en otorgar becas universitarias a personas privadas de libertad interesadas en la autosuperación.

La iniciativa, poco publicitada por cuestiones políticas e ideológicas, fue originada en el Ministerio de Justicia y la Secretaría Nacional de la Juventud.

Para el año lectivo fueron habilitados 50 cupos para igual cantidad de estudiantes, tanto hombres como mujeres de las penitenciarías nacionales Tacumbú y El Buen Pastor.

El aporte económico del Estado garantiza el acceso al sistema de educación superior, priorizando a los internos jóvenes o adultos que culminaron la educación media durante su permanencia dentro del establecimiento penitenciario, y que están sujetos a programas de reinserción social.

“El gobierno contempla la entrega de becas a los jóvenes privados de libertad para que mejoren sus condiciones de vida y logren su reinserción en la sociedad”, afirmó el ministro de Justicia, Ever Martínez.

A nivel ciudadano, la ministra de la Juventud, Magalí Cáceres, dijo por su lado que se han postulado más de 11.000 jóvenes para acceder a 4.000 becas que serán otorgadas este año. 

Destacó la iniciativa de alianza público privada que realiza el Ministerio de Justicia con las universidades del sector privado a fin de concretar los programas de formación superior.

Este año tendrán la oportunidad de proseguir sus estudios 18 personas de libertad que recibieron el aporte económico en el 2017, más otros 32 reclusos de las penitenciarías El Buen Pastor y Tacumbú.

Participaron del acto protocolar los ministros Ever Martínez y Magalí Cáceres; el viceministro de Justicia, Weldon Black; el encargado de despacho del viceministerio de Política Criminal, Joaquín González Balsa; la directora de Bienestar y Reinserción, María Paz Astigarraga y como testigo de honor la rectora de la Universidad Metropolitana de Asunción, María Liz García de Arnold.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.