Aulas dignas para indígenas que conviven con la basura

Una de las aulas entregadas a la comunidad nativa que según expertos fueron construidas en base a un innovador y versátil sistema de construcción desarrollado con éxito en Canadá.

Después de años de estudiar en condiciones absolutamente impropias, escolares indígenas del barrio Cateura de Asunción fueron beneficiados con aulas permanentes fabricadas con paneles prefabricados que, según referencias, se adaptan a los protocolos de calidad y bienestar de la política educativa.

Se trata de la Escuela Básica Nº 5.934 de la comunidad indígena Cerro Poty, del barrio Santa Ana, zona del Bañado Sur, donde se extiende el enorme vertedero municipal que destila hedor nauseabundo y desmejora notablemente la calidad de vida de la población vulnerable.

Las aulas fueron construidas por el Ministerio de Educación y Cultura y Royal Paraguay, organización representada por la estrella del club Olimpia y goleador histórico de la selección paraguaya, Roque Santa Cruz, y el ex arquero del Decano, Ricardo Tavarelli.

Durante el acto de habilitación, que contó con la presencia del presidente Cartes, el ministro Enrique Riera señaló que el desafío no solo era construir una escuela, sino convivir y aprender juntos para fortalecer este sueño que arrancó hace 15 años al pie del cerro Lambaré.

Informó que las aulas fueron construidas con tecnología nueva, rápida y barata.

“Nuestro interés está en los niños, entonces disponemos de un pequeño fondo para arrancar con otras 10 escuelas más en lugares necesitados con este tipo de tecnología, y si el producto nos sale bien, vamos a hacer 200 más de esta clase”, manifestó Riera.

La empresa Royal Paraguay cedió de manera gratuita las aulas permanentes con nueva tecnología, que según los datos cubrirán las necesidades de esta institución ubicada al pie del cerro Lambaré.

El director y fundador de la escuela, Mario González, recordó que hasta hace poco no se podía ingresar al lugar debido a las pésimas condiciones en que se encontraba la escuela.

Indicó que ante esta situación, sumada a la crecida del río, los escolares tuvieron que trasladarse a otro lugar por tres años.

Añadió que, pese a esta coyuntura, solo se registró 2% de deserción escolar.

Dionisio Gómez, líder indígena, afirmó que después de mucho tiempo reciben el regalo de las nuevas aulas.

Se comprometió a seguir trabajando por el mejoramiento de la comunidad y de los alumnos que asisten a la mencionada institución.

Las aulas permanentes fueron desarrolladas en base a un sistema de construcción innovador y versátil, desarrollado en Canadá.

Se compone de perfiles ligeros y modulares de PVC, montaje simple; el sistema se compone de hormigón y acero, resultando en un producto de alta resistencia y con positivas cualidades constructivas.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.