Antigua práctica de usar energía sin pagar continúa campante

El dispositivo detecta la conexión clandestina, pero la práctica de utilizar energía eléctrica sin pagar se extiende sin visos de solución, pese a que la ley configura el hecho como delito y establece pena carcelaria.

En apenas 5 días, del 13 al 17 de junio, funcionarios de la ANDE intervinieron 1.054 medidores con sospechas de fraude en Asunción y ciudades del interior, de los cuales 242 usuarios evidenciaron irregularidades en el servicio eléctrico.

Más de la mitad de los suministros controlados contaba con conexión clandestina (sin la intervención de medidor) y el 19 por ciento mostró derivación antes del medidor.

Las intervenciones se realizaron en los departamentos de Alto Paraná, Amambay, Guairá, Asunción y Central, en suministros registrados para actividad residencial y comercial, informó la Dirección de Comunicaciones de la ANDE.

La institución energética recuerda a la ciudadanía que la utilización irregular del servicio eléctrico está penado por ley bajo la figura de hurto, con una expectativa de pena de 3 a 5 años de prisión, o multa.

La falta de control adecuado es uno de los principales motivos que impulsa a muchas personas a arriesgarse a enfrentar sanciones antes que cumplir la ley en calidad de usuario formal.

ANDE cuenta con tecnología adecuada para detectar conexiones irregulares, especialmente los consumos no registrados.

Aun así, en la práctica demuestra que esa opción no ayuda a erradicar la práctica delictiva de la conexión mau, que en algunos casos implica pérdidas multimillonarias por consumos clandestinos de corriente eléctrica, como es el caso de servicentros, lavaderos, talleres, e incluso industrias electrointensivas, por citar los casos más repetidos.

De acuerdo a los datos, alrededor del 25 por ciento de la electricidad administrada por la ANDE configura pérdida, debido a eventos naturales y al robo de energía.

La  División de Gestión de Pérdidas de la ANDE alerta a la ciudadanía acerca del delito de sustracción de energía y señala que brinda a los usuarios afectados la oportunidad de regularizar su situación, antes de iniciar las acciones legales que por ley le corresponde a la institución.

Por otro lado, alienta a la población en general a denunciar las conexiones irregulares a través de la línea telefónica 160, o al 021-2172057, garantizando absoluta reserva de la identidad del denunciante.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.