Ahora vamos por Edelio, dijo Cartes

Edelio Morínigo está en poder del EPP desde el 5 de julio pasado. El presidente Cartes dio esperanza sobre su liberación.

El presidente de la República, Horacio Cartes, celebró este jueves la liberación de Arlan Fick y en medio de la emoción del momento recordó que Edelio Morínigo sigue cautivo y también debe recobrar su libertad.

“Con gran emoción celebramos la liberación de Arlan Fick. Una familia más está completa y reunida esta Navidad”, expresó a través de un comunicado dado a conocer a la opinión pública alrededor de las 23:00, poco después de que la prensa divulgara el retorno de Arlan al hogar familiar en Paso Tuyá, departamento de Concepción.

“Esta noticia nos embarga de alegría, pero a la vez continuamos preocupados por Edelio Morinigo, quien sigue privado de su libertad”, indicó Cartes.

“Ahora nuestra prioridad es que Edelio también se reúna con su familia, y para eso vamos a seguir trabajando, con la misma cautela y reserva que son fundamentales para evitar ponerlo en riesgo”, alegó.

Cartes rechazó cualquier intento de usar la liberación de Arlan para sacar algún tipo de rédito político del hecho.

“Reconocemos que esto es mérito de Dios, la Iglesia, la presión de la ciudadanía y la prensa”, señaló, tras reiterar su alegría de que Arlan esté de nuevo en familia.

Se desconoce la suerte del policía en actividad Edelio Morínigo.

La expectativa, sin embargo, se manifestó con expresiones positivas este jueves, luego de que ganara estado público la liberación de Arlan y la promesa del presidente Cartes de que el Gobierno “seguirá trabajando” por la libertad de Edelio.

Morínigo fue secuestrado el pasado 5 de julio y, extrañamente, el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que se adjudicó el hecho, no presentó exigencias, como sí lo hizo con la familia de Arlan.

Se cree que el secuestro del policía se realizó al solo efecto de causar impresión en filas de la Fuerza de Tarea Conjunta, en el sentido de que el grupo criminal puede recurrir a la variante de secuestrar soldados para desmoralizar a la tropa y desvirtuar cualquier intento de captura de sus miembros.

Versiones extraoficiales señalaron en un momento la posibilidad de que el policía secuestrado habría pasado a filas de sus captores.

Esto, teniendo en cuenta que familiares de Edelio pertenecen al EPP o, en su caso, han demostrado simpatía por la organización criminal, según manifestaciones divulgadas por la prensa.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.