Admiten retroceso de gobiernos populistas bolivarianos en la región

Con relación al retroceso ideológico bolivariano, el diputado expresó que el problema no se limita a la «irritación» creada por las medidas tomadas por los gobiernos populares, sino por la falta de profundización por parte del gobierno de Maduro.

El descenso en la intensidad de los procesos populares en la región es evidente, si se los compara con la década anterior, y después de haber llegado a su punto culminante el “No al ALCA” y haber presentado proyectos como el de integración energética, por ejemplo, o el gran proceso trunco que es el Banco del Sur y la creación de una moneda de clearing regional para el ahorro de divisas por parte de la región, expresó el ex diputado de Buenos Aires, Carlos Raimundi.

Entrevistado por la revista porteña Contexto, el abogado y actual miembro del kichnerista Frente para la Victoria, critica el decreto presidencial que declara la Emergencia en Seguridad, y afirma que el endeudamiento que está generando Macri va llevar a la Argentina a una nueva crisis (socioeconómica y política).

Todos esos procesos están muy debilitados con el retroceso de Brasil y con las dos derrotas electorales en Venezuela (parlamentaria) y en Argentina, observó.

Dijo que esta situación compromete a los procesos todavía vigentes, como los de Ecuador y Bolivia, y mejora las condiciones de las protestas oligárquicas contra el gobierno de Rafael Correa en Ecuador.

Con relación al retroceso ideológico bolivariano, expresó que el problema no se limita a la irritación creada por las medidas tomadas por los gobiernos populares, sino por la falta de profundización.

“Hemos sido siempre sostenedores del proceso bolivariano en Venezuela, pero indudablemente un país que ha sido gobernado por un proyecto revolucionario durante quince años, y que en la inmensa mayoría de ese periodo tuvo el barril de petróleo por encima de los cien dólares, nos obliga a pensar cómo no hubo margen para un proceso de inversión productiva en políticas independientes que hoy le permitieran a determinadas industrias de Venezuela contrarrestar el desabastecimiento”, alegó.

Sugirió “repensar” en la alianza que hicieron Lula y Dilma con el poder financiero.

“Lula hizo una política independiente desde el punto de vista internacional, y muy inclusiva desde el punto de vista social, pero con muchas concesiones en materia de macroeconomía. Esto fue continuado por Dilma y hoy están sufriendo las consecuencias, porque cuando hay una alianza con el capital financiero, este después se toma revancha con la salida de capitales, con la presión macroeconómica, con la elevación de la tasa de interés, con el endeudamiento”, añadió el también docente universitario de política internacional en la Universidad de La Plata.

Con respecto a Argentina, el legislador porteño expresó que el endeudamiento que está generando Macri “es el que nos va a llevar a una nueva crisis”.

Pidió actuar sobre la renta financiera, sobre la concentración oligopólica de las exportadoras y sobre muchos aspectos más.

“No haber actuado sobre esos factores de poder fue lo que les permitió (al macrismo) desarrollar su proyecto, les permitió recuperarse de la batalla cultural que dimos con la Ley de Medios y les permitió colonizar el cerebro de una parte importante del pueblo argentino”, recalcó.

“Hay que ganar en lo cultural, pero hay que dar batallas políticas y derrotar a tu enemigo, porque si lo amenazás pero no lo derrotás, generás mucho rencor del otro lado, y después tenés una revancha mucho más fuerte sobre tus espaldas. Eso es lo que está viviendo Argentina hoy”, puntualizó Raimundi.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.