Acusados de dilapidar el MOPC reaparecen con intención presidencial

Alegre, calificado como el «mariscal de la derrota» del liberalismo en el 2013, quiere presentarse ahora como candidato a presidente de la República. «Debería estar preso» afirman en las redes sociales, al aludir a la denuncia que enfrenta por el presunto robo de millones de dólares en su época de ministro del MOPC.

Efraín Alegre y Enrique Salyn Buzarquis, ex ministros de Obras Públicas acusados de lesión de confianza por más de 13 millones de dólares, figuran en una lista de posibles candidatos a presidente de la República para el periodo 2018-2023.

Los dos altos políticos del PLRA dejaron entrever su intención presidencialista luego de que hiciera presentación en sociedad una agrupación etiquetada como oponente al equipo liderado por Blas Llano, líder histórico del liberalismo.

Alegre enfrenta denuncia penal por millonarias tragadas de recursos del MOPC durante su época de ministro de la cartera, en la época de Fernando Lugo.

Buzarquis también corrió la misma suerte tras ser denunciado de derroche sideral de fondos públicos a través de diversas maniobras dolosas detectadas por la Contraloría General de la República, entre ellas las cuestionadas “paladas iniciales” de obras públicas, especialmente la construcción y mejoramiento de rutas y caminos que empezaban con mucha pompa, sin ánimo de continuidad y terminación.

El equipo tildado de antillanista también estaría integrado por Ramón Gómez Verlangieri, otro líder liberal que arrastra una montaña de cuestionamientos de abuso de poder y tráfico de influencia.

Se trata del actual senador de la oposición liberal que en la época del gobierno de su correligionario Federico Franco reconoció sin rubor haber recomendado nada menos que a 10.000 correligionarios para inflar el Estado a través de cargos en la función pública.

La intención de acceder de nuevo al poder de la República por parte de estas tres personas, calificadas como “escombros” del PLRA, motivó la reacción de la ciudadanía no comprometida con la política, afirmando en mayoría que constituyen el fiel ejemplo de la justicia contaminada.

“Los tres deberían estar en la cárcel, pero ahora uno de ellos puede ser Presidente de la República. Esto es Paraguay”, señala en su sitio social Adela Cardozo Mieres.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.