Acorralan y sacan de escena a sátiro del engaño que tenía en vilo a crédulos de la frontera

Con una capucha que no deja ver el rostro presenta la Policía al sospechoso de ser estafador profesional. «Mañana ya podría estar libre, paseando y riéndose de nosotros», afirmaron vecinos, molestos por este tipo de preferencia a la imagen de personas. «Sin embargo, no se tiene empacho en mostrar rostros de inocentes víctimas de este tipo de peligros para la sociedad», expresaron.  

Un joven que venía siendo rastreado desde hace tiempo, sospechado de mantener con engañifas a personas deseosas de mejorar su bienestar con la adquisición de bienes o servicios, cayó finalmente en redes de la Policía, que tenía en sus manos una orden de detención por un presunto caso de estafa, esta vez en perjuicio de un comerciante de Salto del Guairá, fronteriza con Brasil.

Se trata de Julio Emanuel De León Escobar, paraguayo, soltero, de 21 años, quien según datos no registra actividad laboral legal y su fuente de ingreso vital es la delincuencia, en sus más variadas formas.

“Tiene una habilidad asombrosa para engañar, a pesar de su corta edad”, afirmó un agente de la Policía de Caaguazú luego de arrestar al sospechoso en una vivienda humilde de la fracción Quinta Neluye de la capital de la madera.

En este lugar se encontraba escondido De León desde hace varios días, y apenas salía a la calle a realizar algunas compras, especialmente bebidas y cigarrillo, dijo por su lado un vecino.

La orden de arresto fue dictada por la Unidad Penal N° 1 de Salto del Guairá, Vicente Adolfo Rodríguez, informaron agentes de la comisaría de Caaguazú intervinientes en el hecho.

De acuerdo a los datos, el joven privado de su libertad se dedicó a delinquir desde que dejó de estudiar.

“Para los vecinos del barrio es un alivio que la Policía le haya sacado de circulación, pero tenemos miedo de que pronto recobre su libertad y vuelva a sus andadas, porque sabido es que no quiere trabajar y mucho menos estudiar”, recalcó preocupada una madre de familia.

La Policía, por su parte, señaló que existen muchos casos concretos de personas atrapadas con órdenes de captura en su contra, y que al poco tiempo, algunos en un par de horas, recobran su libertad por el influjo de abogados expertos en este tipo de negocios, o la intervención de amigos, especialmente políticos.

Fuentes fiscales coinciden en que un elemento detonador del desvío de conducta de la juventud actual es el consumo descontrolado de bebidas y sustancias.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.