Usan y abusan del espacio público como feudo particular

La empresa de construcción ocupa la vereda y parte de la calzada como propiedad privada, mientras la Municipalidad nada hace para frenar este abuso penado por ordenanzas municipales.

En una muestra de que las ordenanzas municipales son letra muerta para algunos ciudadanos, una empresa en construcción “ha tomado por asalto” todo el sector de la vereda y parte de la calle en Antequera y Eligio Ayala de Asunción.

El sector se caracteriza por el tráfico permanente y fluido de vehículos de todo tipo, entre ellos colectivos del transporte público, quienes tienen dificultades para el desplazamiento normal debido al movimiento de camiones con materiales de construcción sin cumplir medidas de seguridad.

Las ordenanzas municipales señalan horas específicas para el trabajo de los camiones tumba y otro tipo de vehículos pesados o con cargas, que es el horario de la siesta, y entre las 20:00 y las 6:00 de la mañana siguiente, y feriados todo el día.

Esto no se cumple en la mencionada dirección, donde no solo los camiones se han “apropiado” del espacio público sino pesados contenedores de hierro que impiden cualquier intento de paso.

“Se trata de un sector que tiene espacio reservado para el estacionamiento de vehículos particulares, que no pueden hacerlo debido a la obra en construcción”, expresó un indignado.

Añadió que agentes de la Dirección de Tránsito frecuentan el lugar, e incluso tienen un puesto de coima a media cuadra de la obra, pero a pesar de la imposibilidad de estacionar en la mencionada dirección no perdonan cualquier intento de aparcamiento en los lugares limitados.

“No podemos dejar siquiera un minuto estacionados nuestros vehículos en el lugar, siquiera para ir a buscar la boleta de estacionamiento, sin el riesgo de ser abordados en un santiamén por agentes con afilados dientes deseosos de coimear, pero sin embargo nada hacen para intervenir con los camiones, que hacen lo que quieren en la vereda y en la calzada”, expresó otro indignado.

Tratamos de obtener la versión de la empresa cuestionada, pero un operario nos dijo que solo “el patrón”, que supuestamente no estaba en el lugar, podía evacuar nuestra consulta.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *