Severas críticas a Cartes por caso de censura a la libertad de prensa

Las publicaciones comprometen a la Iglesia paraguaya en un escándalo que los lectores ya no podrán leerlo debido a que el material periodístico fue censurado por los directivos del medio sin dar explicaciones.

El Día del Periodista significa este martes un trago amargo para el ejercicio de la prensa libre en el Paraguay.

Un caso denunciado de censura a periodistas del diario La Nación cubre de negro el escenario del ejercicio periodístico en un país donde se creía que terminaría este tipo de hechos con el advenimiento de un rumbo diferente amoldado a los nuevos tiempos y “dictadura nunca más”.

De acuerdo a los datos, directivos del matutino se habrían allanado a un supuesto pedido de la Iglesia paraguaya para dejar de divulgar un trabajo periodístico que compromete a la institución eclesial en un caso de protección por complicidad a un sacerdote argentino acusado en su país de pedofilia.

El trabajo de los periodistas de La Nación es resultado de investigaciones realizadas en Buenos Aires acerca de los movimientos del cura antes de refugiarse en Paraguay, donde quedó al descubierto su relación con autoridades de la Iglesia, que por algún motivo quieren mantener en secreto el caso que mereció titulares de la prensa bonaerense.

La Nación fue adquirido en agosto del año pasado por el Grupo Cartes, y figura a nombre de Sarah Cartes, hermana del presidente de la República Horacio Cartes, de quien se dice que es el dueño del diario.

Periodistas unidos denunciaron el hecho y calificaron la medida como una violación de derechos nacionales y universales que consagran la libertad de prensa y de expresión.

Santiago Ortiz, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) alertó al gremio acerca de la amenaza a la libre expresión evidenciada por directivos del diario localizado en la ciudad de Fernando de la Mora, y dijo que la situación declarada “nos afecta con más fuerza porque se produce en un momento donde justamente estamos recordando el Día del Periodista”.

Directivos del medio de prensa consultados sobre el caso optaron por el silencio, mientras se incrementan los rumores sobre la fuerte injerencia del presidente Cartes para cajonear la investigación periodística en cuestión.

Autoridades de la Iglesia no emitieron ningún informe sobre el caso, mientras las redes sociales lanzan munición gruesa para descalificar la actitud de los Cartes y de la jerarquía eclesial.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *