Servicio público cumplió con su misión de servir

Soldados del Ejército cumplieron labor destacada en la asistencia a personas vulnerables, especialmente para orientarles y ayudarles a sortear los grandes barriales formados en todo el entorno del parque no destinados a invitados vip.

Las centenares de brigadas de voluntarios, sumadas al trabajo de las fuerzas policiales, militares, bomberos, profesionales de blanco y guardias privados, colaboraron para que la jornada dominical de la visita papal fuera todo un éxito, destacaron referentes sociales y autoridades que coincidieron en calificar la labor desplegada de magnífica.

“Así como nos quejamos cuando no se tienen en cuenta los intereses o la comodidad del pueblo, en este caso hay que decir que las personas que tenían algún grado de involucramiento en el servicio a los demás cumplieron acabadamente con su misión, por lo que no resta más que felicitarles“, afirmó Carlos Manuel Almada, feligrés de la parroquia San Agustín, de Loma Pytá.

Los voluntarios se encargaron de formar cadenas humanas en los sectores prohibitivos, con la finalidad de facilitar el paso de las comitivas oficiales, y garantizar la seguridad de los feligreses manteniéndoles alejados de las vías de riesgo.

A más de ello, se encargaron de proveer agua y, en otros casos, alimentos sólidos como chipitas y sandwiches, preparados por familiares o como colaboración de personas agradecidas a la Iglesia por algún favor o milagro, o en nombre de personas fallecidas.

Soldados del Ejército y agentes de la Policía, por su lado, prestaron un importante servicio de orientación y asistencia a personas que acudían de lejos y no conocían el parque.

A más de ello, ayudaron a sortear los charcos y, en algunos casos, cargaron con personas vulnerables que tenían la intención de acercarse lo más que pudieran al altar del Papa, que, no obstante, quedó a decenas de metros de distancia, por lo que debieron observar la misa a través de las pantallas gigantes de televisión instaladas en sitios estratégicos, como para que nadie se pierda los detalles del acontecimiento religioso.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *