Senad reporta caída enorme de droga, pero no logra atrapar a ningún narco

Senad destruye el perro, pero no la rabia. Una práctica repetida hasta el cansancio que solo favorece a la mafia del narcotráfico.

Personal de la poco confiable Secretaría Nacional Antidrogas con base en Pedro Juan Caballero intervino varios establecimientos rurales y zonas boscosas de la extensa región norte del Paraguay con el propósito de descubrir y destruir centros de producción y almacenamiento de drogas que operan impunemente por el lugar.  En la colonia María Auxiliadora, departamento de Amambay, fueron detectados varios campamentos y una extensa zona de cultivos de marihuana, donde fueron contabilizadas más de 30 toneladas, que fueron incineradas en su totalidad, según la información oficial.

La ubicación geográfica correspondiente a la Reserva Forestal Ñu Verá, de la conocida colonia narco María Auxiliadora, fue el punto donde los intervinientes destruyeron 10 hectáreas de la hierba, que representan 30 toneladas de la “merca”.

Dentro del predio en cuestión, que según los vecinos es territorio liberado para los traficantes, fueron encontrados 25 kilogramos de semillas, varias sembradoras y 3 campamentos.

Posterior a los hallazgos, fueron incinerados todos los elementos correspondientes a la logística implementada en la producción de la droga.

Gran parte de la  cadena del financiamiento narco tiene orígenes en estas plantaciones, informó el fiscal del operativo Martín Areco, tras disponer que todo lo erradicado en el mega operativo, más los elementos encontrados en el patrullaje, sea destruido en su totalidad.

Mientras el normal desarrollo de las incursiones de la operación en Canindeyú sigue su fase, en otros puntos del país de forma simultánea se propician otras erradicaciones, de tal forma a dar mayor cobertura geográfica al combate contra el narcotráfico, señala el informe oficial de la Senad, que no hace alusión a ningún caso de detención o identificación de narcos, a pesar de las declaradas “tareas de inteligencia” previas.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *