Punto a favor de controvertidos agrotóxicos

Los agroquímicos son satanizados en varias partes, pero sus defensores señalan que son imprescindibles para el equilibrio saludable de las plantaciones.

Investigadores estadounidenses han desarrollado una proteína que puede contrarrestar los efectos de los productos químicos tóxicos, como los pesticidas, para prevenir el daño cerebral que causan, afirma la revista especializada Muy Interesante.

Añade que la clave del trabajo se basa en la desintoxicación de los organofosforados, compuestos utilizados habitualmente en los pesticidas y en las armas químicas, que pueden causar daños permanentes en el cerebro. Los investigadores analizaron las proteínas conocidas como fosfotriesterasas, que tienen la cualidad de degradar los productos químicos tóxicos.

“Los organofosforados representan tremendo peligro para las personas y la vida silvestre y, por desgracia, no es inusual que los humanos entren en contacto con estos compuestos, ya sea a través de la exposición a pesticidas o un ataque de guerra química intencionado”, afirma Kim Montclare, coautora del estudio.

Los expertos han conseguido, mediante la biología computacional, encontrar las secuencias de la proteína fosfotriesterasa, y modificarlas posteriormente para aumentar las proteínas y poder ser utilizadas terapéuticamente para prevenir el daño cerebral. 

El resultado es una nueva proteína, más estable, con una vida media más larga y con las mismas capacidades de desintoxicación, expresa Muy Interesante.

Sostiene que el estudio ha sido publicado y se tiene previsto comenzar el desarrollo del uso terapéutico de esta proteína modificada luego de ser aprobada su patente.

Según estudios, los agrotóxicos o agroquímicos pueden tener efectos inmediatos, que pueden ser de los más leves como dolores de cabeza, e ir aumentando como lesiones en piel, problemas respiratorios, hasta convulsión, pérdida de la conciencia, encefalitis e incluso muerte.

Los efectos sobre la salud humana dependen de la cantidad y del grado de exposición y de la clasificación del agrotóxico, que está clasificado por sus efectos agudos y no por sus efectos crónicos.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *