Preocupa elevado índice de adictos a la “merca” en zona de Concepción

La distribución de drogas al menudeo se expande precipitadamente, señalan los informes, tras alertar acerca de la falta de métodos de prevención de consumo, control e incluso represión por parte de los organismos de seguridad pública.

Agentes de la Senad intervinieron una vivienda de Concepción y procedió a la detención de una pareja en el barrio Santa María, donde los sospechosos se dedicaban al tráfico de droga, especialmente crack y marihuana para la venta al menudeo, según las evidencias detectadas en el lugar.

Ante la existencia de estructuras del microtráfico asentadas en la ciudad norteña, y las persistentes denuncias en contra de traficantes con notoria influencia en la juventud de los barrios, la institución antinarcótica del Estado, con la coordinación del Ministerio Público, realizó la intervención sorpresiva, que resultó en la detención de Víctor Javier Ever, de 29 años de edad, y a Perla Rossana Cuevas, de 24 años, acusados de tráfico y posesión de drogas.

En el operativo fueron incautados varios gramos de crack, fraccionados en 17 porciones, y decenas de tocos de marihuana.

El dinero correspondiente a la ilícita actividad también fue decomisado, según el informe oficial del caso, que no da detalles sobre el monto supuestamente incautado.

La pareja detenida conformaba un esquema familiar que proveía de drogas a gran cantidad de adolescentes y jóvenes con problemas de consumo de estupefacientes en la zona.

Los presuntos narcos fueron remitidos hasta la base Regional de la capital concepcionera.

El fiscal Celso René Morales acompañó con su comitiva del Ministerio Público cada paso emprendido en el desbaratamiento de este punto de tráfico.

Morales señaló su preocupación por el elevado índice de consumo de drogas en la región, y expresó la necesidad de que se incrementen fórmulas que permitan el desaliento de las adicciones, especialmente en estudiantes de la secundaria y universitarios, donde la “merca” tiene sensible receptividad pero nada de mecanismos de disuasión, control y represión.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *