Oficialismo gastaría US$ 1.200 millones en internas, pero niega prioritaria ambulancia

El ministro Barrios mandó decir a la población en rebeldía que tiene una ambulancia a 10 kilómetros de distancia, pero el pueblo alega que se trata de una mentira y se aprieta la cabeza por el desprecio de la cartera sanitaria a la demanda de una necesidad generalizada e impostergable.

El oficialismo colorado en el poder quemaría unos 1.200 millones de dólares, solo en el departamento Central, para costear la campaña política del candidato cartista a presidente de la Junta de Gobierno, Pedro Alliana, según datos del interior de la Lista 2.

El alto monto destinado a política (más de 6.000 millones de guaraníes), no se compadece de la situación de carestía en salud del pueblo de Nueva Colombia, departamento de Cordillera (48 kilómetros de Asunción) que hace más de tres meses se encuentra en situación de rebeldía en demanda de atención digna a la salud poblacional.

El intendente municipal local, Nelson Ruiz, adquirió una camioneta tipo van supuestamente para destinarla a ambulancia, pero a pesar de oficiar de presidente de la Comisión de Salud, se niega a transferir el título de propiedad del vehículo a nombre del puesto sanitario, con lo cual se podrá evitar que sea utilizado en campaña política, como estiman sucederá en caso que esté en manos de los políticos municipales.

La cuestionada directora de la 3ª. Región Sanitaria, Dorisel Ferreira, también proveniente de la cantera colorada criolla, había prometido proveer la ambulancia para el pasado 15 de mayo “y festejar al mismo tiempo el Día de la Madre”, pero después se llamó a silencio.

Promesas aun con mejor perfil lanzaron el gobernador de Cordillera, Carlos María López, y los diputados departamentales Milciades Duré, Víctor González, Nazario Rojas y Zacarías Vera Cárdenas.

“Personalmente voy a hablar con el ministro y vamos a solucionar esto lo más pronto posible, es mi palabra”, dijo Vera Cárdenas, pero también se llamó a silencio, como si todo estuviera en orden en el humilde pueblo donde las autoridades se suceden para engañar a la gente.

El ministro de la cartera de Salud, Antonio Barrios, hizo decir que ya hay una ambulancia a 10 kilómetros de distancia, como si un solo vehículo bastara para cubrir las necesidades potenciales de 12.000 personas, y como si ese vehículo acudiera al lugar que se le necesita con la premura y sin los “peros” habituales de falta de combustible o chofer o exceso de trabajo que nadie cree.

En Nueva Colombia está en situación de huelga la ciudadana Rafaela González de Bareiro desde hace 106 días, en demanda de atención digna a la salud.

En todo este tiempo ha recibido muchas promesas, todas ellas incumplidas, mientras se tiran a la basura sumas exorbitantes para costear unas inútiles internas partidarias al solo efecto de mantener el poder y el estado de cosas, que para los pobres significa postergación y mentiras.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *