Nissen y Gwynn reclaman justicia sobre tierras de Espíritu Santo

Los abogados Nissen y Gwynn afirman que el tema tiene que ver con la seguridad jurídica del país y las garantías a las inversiones privadas.

La Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, por medio de sus asesores jurídicos, esperan que la Corte Suprema de Justicia haga valer la verdad sobre el brasileño Joacir José Repossi, de la empresa Agrociencia S.A.

Así indicaron los abogados Alejandro Nissen y Carlos Gwynn, tras alegar que el tema tiene que ver con la seguridad jurídica y el respaldo a las inversiones privadas que se dan en la República.

Ambos profesionales expresaron su confianza en la decisión que asumirá la Corte Suprema de Justicia con relación a la tierra que se encuentra en Puerto Leda, jurisdicción de Fuerte Olimpo, unos 30 kilómetros al sur de Bahía Negra y a 770 kilómetros al norte de Asunción.

La Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial presentó una acción de inconstitucionalidad contra fallos que, llamativamente, validan títulos de propiedad a favor de Agrociencia S.A., que los accionantes consideran son falsos.

Nissen y Gwynn señalaron que la organización religiosa, luego de concretar la compra del terreno, empezó a trabajar en el sitio en el año 2000.

Se trata de una propiedad privada de 80.000 hectáreas totalmente alambrada, pero que luego fue invadida en julio de 2015, lo que desató el conflicto.

Los afectados reclaman justicia, según dijeron.

La acción judicial se resume en la legitimidad de los títulos, la honradez con que operó esa iglesia, las inversiones realizadas, la finalidad de cada emprendimiento y la violencia aplicada para invadir la propiedad.

“En el historial de la compra se nota que hubo evidentes irregularidades en un eslabón de la cadena de transferencias que, mediante el fallo amañado de un juez terminó siendo ‘legal’ el título que hoy intenta hacer valer el brasileño”, dijo Gwynn a medios de prensa interesados en el caso.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *