Migrantes meten presión para elegir al próximo Presidente del Paraguay

La campaña ciudadana por el derecho al voto de paraguayos en el exterior tuvo respuesta relativa del Estado, en medio de suspicacias acerca de la real voluntad de empadronar a los migrantes por el peso propio que tendrían en el momento de elegir Presidente y otras autoridades nacionales.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) informó que a partir de agosto de este año se reiniciarán las inscripciones en el Registro Cívico Permanente para compatriotas que residen en el extranjero, quienes, de esta manera, volverán a tener la posibilidad de elegir autoridades nacionales en el marco de las elecciones presidenciales del 2018.

Se trata de una reivindicación reclamada a gritos, especialmente por sectores políticos partidarios en el exterior, que quieren ser protagonistas de un evento tan trascendente para la nación como la elección de Presidente de la República.

Hace 3 años, el Tribunal Electoral realizó la inscripción de paraguayos en lugares de mayor concentración de connacionales, como Buenos Aires, Nueva York y Madrid, pero apenas fueron registradas 22.000 personas, de los cuales ni la mitad votó, según datos oficiales.

Uno de los motivos de la escasa inscripción fue que algunos funcionarios de la Justicia Electoral, en vez de hacer su trabajo aprovecharon su presencia en el extranjero para realizar paseos turísticos, derrochando sumas millonarias que invirtió en ellos la institución electoral en concepto de pasajes, viáticos y otros beneficios.

En esta ocasión, el presupuesto prevé 5.000 millones de guaraníes en gastos, lo cual representa menos de 8 por ciento de la suma desembolsada en el 2011.

Según los datos, las inscripciones de este año abarcarán ciudades de Argentina, España, Estados Unidos e incluso Brasil, donde residen muchos paraguayos.

A diferencia de la ocasión anterior, las inscripciones no se realizarán más en las sedes de los partidos políticos sino en las representaciones consulares, en horarios a ser informados por las respectivas sedes diplomáticas.

El asesor de la Justicia Electoral, Luis Alberto Mauro, aclaró que los empadronamientos estarán exclusivamente a cargo de funcionarios de la Justicia Electoral de Paraguay.

Ello, teniendo en cuenta que, en su momento, líderes partidarios del exterior propusieron encargarse ellos mismos de realizar el trabajo de inscripción a los migrantes y otro tipo de ciudadanos con derecho al voto.

Según Mauro, la Justicia Electoral no tiene presupuesto para pagar salarios y viáticos a terceros, y, a más de ello, dijo que se trata de un trabajo muy delicado que requiere de la adecuada capacitación y cuidado en el manejo del padrón.

Durante años, los paraguayos en el exterior han reclamado su derecho al voto, señalando que la negación sucesiva del sufragio por parte de gobiernos de turno significaba para ellos una discriminación, prohibida por la Constitución Nacional e innumerables leyes de la nación.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *