Legislación ecuánime a favor de los más necesitados y de una Asunción en armonía con su gente

Como capital del Paraguay, Asunción tiene mucho por recorrer en materia de legislación, afirmó Omar Ocampos, candidato a diputado por la Lista 9 (Encuentro Nacional), en referencia a la situación que enfrenta la “madre de ciudades” en diversos aspectos de su dinámica vital, donde adolece de graves problemas relacionados con la falta de infraestructura, servicios, y, especialmente, todo lo que tiene que ver con la atención a los sectores marginados de la sociedad.

“Como candidato a representar los intereses ciudadanos en el Poder Legislativo de la nación, reafirmo públicamente mi compromiso de luchar por una sociedad más justa y equilibrada, donde todos tengamos los mismos derechos y obligaciones, y que nadie actúe en contra de la ley y el orden establecido”, expresó Ocampos.

Señalado como una saludable y prometedora esperanza de renovación en el Congreso Nacional, de frente a la corrupción y los vicios que son de dominio público, Ocampos busca aplicar conocimientos adquiridos en el exterior a favor de leyes ecuánimes que, según insiste, podrán cambiar el actual estado de cosas en una Asunción infestada de vectores que contaminan su tejido vital y los convierten en poco amigable y digna.

Entre las múltiples propuestas, el candidato a diputado por la Lista 9 promete vivienda solidaria para los más necesitados, especialmente familias de los sectores ribereños que históricamente conviven con el estigma de la marginación y el olvido.

“Solo con una familia estable se podrá trabajar con la ley de la niñez y de los indígenas. Ellos tienen un largo recorrido de demandas que, de nuestra parte, prometemos reivindicar con leyes más justas y equilibradas, sin más falsas expectativas y mentiras”, recalcó Ocampos.

“Hay mucho, muchísimo por hacer a favor de Asunción, fundamentalmente en lo relacionado con el bien común y los derechos que todos tenemos, sin excepción, de gozar de una ciudad armónica, habitable y digna”, puntualizó Omar Ocampos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *