La ruta 9 muestra su lado miserable

Sector comprendido entre Mariscal Estigarribia y La Patria, en el corazón del Chaco, que se encuentra técnicamente intransitable y olvidado de las prioridades del Gobierno, para vergüenza de propios y extraños, especialmente turistas y comerciantes bolivianos que circulan masivamente por el lugar, como única opción.

Un camión triple eje de gran tonelaje se anotó como víctima del maltrecho estado de la ruta 9, en el sector comprendido entre Mariscal Estigarribia y La Patria, poco más de 600 kilómetros al norte de Asunción, en el Chaco paraguayo.

El accidente arruinó un negocio de venta de tallos de eucaliptos especialmente preparados para servir de columnas del alumbrado público en Bolivia, país que usualmente adquiere ese tipo de rubro del lado paraguayo, lo cual deja un importante margen de ganancia para los productores.

El imponderable se veía venir, debido al estado lamentable y patético de la calzada por donde se desplazan sin opción de vías alternativas decenas de vehículos de todo tipo por día, entre ellos camionetas de establecimientos ganaderos, camiones transportadores de ganado y colectivos, especialmente.

La ruta 9 “Carlos Antonio López” tiene 835 kilómetros hasta la frontera con Bolivia, en el sector conocido como Mayor Infante Rivarola.

Por este cruce se desplazan diariamente centenares de turistas y comerciantes de ambos países, quienes unas horas después de adentrarse en territorio paraguayo procedentes del vecino país reciben un ingrato baño de sacudidas, polvareda y golpeteos producidos por la ruta en mal estado.

En el tramo entre Mariscal Estigarribia y Cruce Infante Rivarola, poco después de La Patria, la calzada ha desaparecido para dar lugar a una carretera desnuda plagada de trampas para los conductores.

Los baches desproporcionales se convierten en lagunas o charcos de barro luego de cada lluvia, dificultando más aun el tránsito y alargando el tiempo de viaje, con todos los sinsabores que esto ocasiona al viajero.

Los vehículos arruinan en ese trayecto ruedas o partes físicas como ejes, parrillas, parabrisas.

Algunos llegan a destino lisiados o mutilados, según coinciden en afirmar choferes de colectivos, especialmente, víctimas anónimas del penoso tramo construido por el MOPC durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, con una técnica criminal donde no hay base rígida de piedra sino que el asfaltado fue derramado directamente sobre una base de tierra compactada.

Está en la intención del Gobierno repavimentar el tramo en cuestión en una extensión de 64 kilómetros (la parte más fea) y otro sector de 114 kilómetros entre La Patria e Infante Rivarola.

Las obras serán financiadas por el Crédito Andino de Fomento (CAF), que tienen luz verde del Congreso y la promesa del ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, de darle al proyecto carátula de prioridad.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *