“La ANR está en crisis, pero apuesta por un candidato improvisado”

Teté Cano Radil le otorga pocas chances a presidir la ANR al “caballo del comisario”. Dice que Alliana ha surgido de un arreglo, como producto de una elección apresurada que impone candidatura.

El hecho de que la Asociación Nacional Republicana (ANR) tenga dos candidatos a presidir el Partido no es una debilidad sino una señal de fortaleza que demuestra el pluralismo de pensamiento republicano con vistas a las próximas elecciones internas, afirmó la Ing. Teté Cano Radil, líder tradicional del coloradismo en el poder.

Cuestionó, sin embargo, el hecho de que el Partido se encuentra en una crisis de liderazgo y aun así “apuesta por un joven emergente e improvisado, como producto de una elección apresurada”, en referencia a Pedro Alliana, quien en representación del oficialismo cartista es candidato a las internas y tendrá como oponente a Mario Abdo Benítez (h).

Señaló que el delfín de Ñeembucú ha surgido de un arreglo entre cuatro paredes.

“Esto se nota a las claras, y me extraña porque en el sector de Alliana hay líderes importantes como Javier Zacarías Irún, Juan Darío Monges y la propia Lilian Samaniego, que tienen trayectoria y capacidad política como para representar candidatura a la presidencia de la Junta de Gobierno con muchos más méritos partidarios”, alegó.

“Me parece entonces que estamos ante una debilidad política desde el surgimiento del proyecto político de Alliana”, acotó la Ing. Cano Radil, quien proviene de una familia de exiliados durante la dictadura stronista, instalándose en Argentina, donde formó parte del comité central de la juventud colorada del Mopoco en la ciudad de Córdoba.

Defendió la candidatura de “Marito” Abdo Benítez, señalando que ha logrado construir un poder político interesante a partir de los liderazgos de la mayoría de los senadores de la nación.

“De los 15 o 16 senadores, creo que la mayoría está con Marito y tres están con Alliana, aunque todos ellos han construido un poder político transversal, horizontal del proyecto de Mario Abdo Benítez”, recalcó Teté.

Fuentes de la dirigencia partidaria abordadas por La Mira señalaron que existe un tercer frente político interesado en competir en las internas de julio, y surgiría de un sector ortodoxo que apuesta por el viejo esquema de poder liderado por caudillos históricos.

Observadores políticos coinciden que con la elección de “Marito” y Alliana las preferencias se dividieron en dos en el seno del Partido, que enfrenta no solo crisis de liderazgo sino de identidad, desde el momento que un amplio sector de la dirigencia ha adoptado posición crítica contra el correligionario Horacio Cartes, a quien cuestionan su tibieza para atender los reclamos de más poder para la ANR dentro del Gobierno.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *