Justicia arrodillada a políticos blinda a ex ministro del MAG doblemente imputado por corrupto

Enzo Cardozo goza en libertad y hace proselitismo, blindado por la justicia y arropado por el sistema de poder imperante que “prohíbe” el encarcelamiento de corruptos, mientras millares de pequeños productores engañados siguen empantanados en la pobreza tras ser vilmente engañados.

Calcado de la vieja época del oscurantismo político y social del Paraguay donde la ley, la libertad e incluso la vida estaban supeditadas al stronismo, la Justicia actual en democracia otorga blindaje a políticos acusados de vaciar las arcas del Estado, entre ellos el polémico ex ministro de Agricultura y Ganadería de la “época del cambio”, Enzo Cardozo.

El delfín liberal ovetense enfrenta doble imputación por el Ministerio Público, que pidió elevar la causa a juicio oral y público tras hallar pruebas y certezas que, según sostiene, evidencian la participación de Cardozo en los hechos denunciados e investigados, y que han puesto al descubierto una estructura delictiva a gran escala que involucra a ex directores de la cartera agropecuaria y dirigentes sociales.

De acuerdo a los datos, Cardozo está acusado de robar, bajo diversos esquemas y modalidades delictivas, más de G. 68.000 millones de recursos públicos destinados al desarrollo de pequeñas fincas campesinas, que no se llevaron a la práctica aunque sí se tramaron ayudas para la foto, generando con ello falsas expectativas y ahondando la pobreza de millares de familias endulzadas con el cuento del crédito fácil y barato para todos.

Tanto como cuantas veces ha sido llamado para audiencia preliminar, como paso precio al juicio, Cardozo logró burlar la ley con la ayuda de sabuesos abogados expertos en chicanas, que lograron incluso convencer a los propios ministros de la Corte a cajonear el expediente y quedar como amigos.

Mientras tanto, el ex ministro acusado de ladrón hace proselitismo abierto para ganar un curul en el Parlasur, con la ayuda de adherentes e incondicionales cautivos, entre ellos dirigentes que recibieron plata dulce pero no fueron incluidos en el proceso fiscal.

Otra causa en su contra por un presunto desvío de G. 3.180 millones duerme también en tribunales, pero sin embargo el actual senador del PLRA que responde al llanismo no es molestado para nada por la justicia, al igual que en el Consejo de la Magistratura, donde es representante del Senado y está encargado nada menos que de confeccionar ternas para jueces y fiscales, en base a una selección crítica que, paradójicamente, exige a los candidatos una conducta ética y rutina de vida irreprochable.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *