Investigación revela presunto negociado millonario de Morselli con recursos del Estado

En la factura original se observa el sideral monto derivado ilegalmente por Morselli a nombre de una empresa privada, en violación al protocolo de uso de recursos del Estado, según la investigación.

La venida del afamado grupo musical inglés Il Divo al Paraguay para las celebraciones del bicentenario de la independencia nacional en el 2011 fue arteramente orquestado desde la Comisión Nacional del Bicentenario al solo efecto de perpetrar una millonaria estafa en perjuicio del Estado paraguayo que permanece impune y no hay ningún interés de las autoridades competentes en aclarar el caso.

Así afirma un trabajo de investigación realizado por el periodista Lorenzo Orué, en base a documentos y evidencias recolectados por el mismo en todos estos años, y que le llevaron a sospechar una serie de delitos presuntamente cometidos por la principal protagonista del caso, la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional del Bicentenario, Margarita Morselli de Codas.

En su red virtual, Orué afirma que Morselli solicitó por nota mesa de entrada de fecha 22 de noviembre de 2011, al entonces director general de Itaipú, Efraín Enríquez Gamón, el desembolso de 736.700 dólares para el cierre de los festejos conmemorativos por el bicentenario patrio.

Se refirió especialmente al concierto en beneficio de los niños de la patria con la actuación de Il Divo, considerado por entonces en el tope de las preferencias musicales en el mundo.

La factura Nº 150, expedida por la empresa G&G Entertainment Group S.R.L, propiedad de Hugo Alberto Gaona Portillo, confirma que este empresario cobró el total del caché presupuestado para el grupo musical Il Divo, por la suma de G. 2.457.262.500, que es el equivalente a 550.000 dólares, según la tasa monetaria del momento.

“Morselli nominó a dedo a una empresa privada para recibir el desembolso del dinero donado por la Itaipú”, sostiene el investigador, cuyo trabajo no tiene réplica en la prensa debido a los fuertes contactos de Morselli, según afirmó.

“La señora Morselli surge como la única responsable de recibir el desembolso de la Itaipú, pasando por encima de la Comisión Nacional del Bicentenario (CNB), que fue creada ad hoc por Ley Nº Ley Nº 3.495”, recalcó Orué.

Alegó que la mujer, contrariando expresas disposiciones de la Ley en cuestión, actuó de manera unilateral e ilegal para nominar a una empresa privada para recibir, e incluir en su presupuesto, el dinero de todos los paraguayos presentado como recurso de la Itaipú.

“En vez de proponer la inclusión del millonario monto en el presupuesto de la CNB, como lo ordena la Ley, lo hizo a nombre de una firma amiga, ajena al parámetro legal”, puntualizó el periodista, tras señalar que la investigación lo hizo a manera personal, con el único objetivo de echar luz sobre los oscuros tejemanejes que rodearon la intervención de Morselli en el manejo de los recursos siderales que el Estado le confió.

“Como si esto fuera poco, decidió ignorar la responsabilidad de la Comisión Nacional del Bicentenario para  planificar y ejecutar los proyectos de la institución, transfiriendo toda la responsabilidad a una empresa privada con la que maquinó el pago del caché de Il Divo, sin que exista un compromiso contractual, materializando con ello una millonaria estafa  en perjuicio del Estado paraguayo”, precisó Orué.

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *