Escándalo en FIFA reinstala dudas sobre US$ 16 millones ganados por la APF en Sudáfrica

El dirigente Medina Sagalés metía el dedo en la llaga del fútbol poco después del mundial de Sudáfrica, cuestionando el destino de millones de dólares ingresados a la APF. “¿Dónde está la plata?”, se preguntó, en medio del silencio del oficialismo deportivo.

“¿Por qué banco viene el dinero de la FIFA?”, “¿Dónde está el dinero que corresponde a todos los clubes?”, se preguntó en el 2010 el dirigente futbolístico paraguayo José Medina Sagalés, poco después de terminar la intervención de la selección paraguaya en el campeonato mundial de Sudáfrica.

Se iniciaba así una saga de misterio, rodeada de acusaciones entre sectores oficialistas de la Asociación Paraguay de Fútbol, lideradas por Juan Ángel Napout, y un reducido grupo de “rebeldes” agazapados detrás de sus cargos dirigenciales, que ponían en duda la transparencia en el manejo de los millones ganados en el magno evento deportivo internacional.

El propio Horacio Cartes, actual presidente de la República, y por entonces director del Departamento de Selecciones de la APF, fue salpicado por Medina Sagalés.

“El Departamento de Selecciones nunca rindió cuentas. Se perdieron miles de dólares de su departamento y nunca nadie dijo nada. Hace un año y dos meses que no tenemos cuentas”, señaló.

Exigió entonces “que el señor Cartes diga quiénes son los dirigentes que metemos mano en la lata o tocamos el dinero, porque en su banco (Amambay) tiene la plata, de su banco prestamos la plata y hasta ahora no tenemos rendición de cuentas”, alegó.

Medina Sagalés puso en duda el manejo del dinero que llegaba a través de la selección nacional.

El abogado Ismael Candia, asesor jurídico de la APF en esa época, informó que no había posibilidad de eludir la rendición de cuentas, porque existe un manejo de fondos a través de corporaciones internacionales, contratadas por la misma matriz del fútbol paraguayo.

La APF ha sido blanco histórico de tiroteos verbales acerca del manejo interno, entre ellos la transparencia en las rendiciones de cuentas, siempre cuestionadas bajo de la mesa.

Con relación a los millones de dólares ingresados con el mundial de Sudáfrica, se trata de un misterio para los aficionados, que se preguntan dónde, cómo y cuándo se invirtió la sideral suma, teniendo en cuenta que los números no cuadran con el “mejoramiento de los estadios de fútbol” alegado por la APF.

Los cuestionamientos sobre esos millonarios recursos son reinstalados estos días por la afición deportiva, que pide meter la mano en los archivos de la APF para tratar de encontrar la verdad de los hechos que, según sospechan, está guardada con cuatro llaves en algún oscuro rincón de la siempre sospechada matriz del fútbol paraguayo.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *