El Niño hace perder agua al mítico lago Titicaca

El idílico lago sería la víctima de turno del calentamiento global porque está perdiendo agua por efecto del fenómeno El Niño, señalan expertos que declaran el bello y mítico recurso hídrico en situación de emergencia.

Perú ha declarado en situación de emergencia al mítico lago Titicaca debido a la pérdida progresiva y peligrosa de su caudal hídrico, que expertos vinculan con el fenómeno meteorológico El Niño, que afecta entre otros países al Paraguay, con severas inundaciones y perjuicios.

El Titicaca, territorio hídrico compartido por Bolivia y Perú, es apreciado como el lago más alto del mundo, con aguas cristalinas y un paisaje espectacular rodeado de colinas que lo han convertido en ícono turístico universal.

La Autoridad Nacional del Agua (ANA), de Perú, declaró la probabilidad de déficit hídrico en las regiones de Arequipa, Moquegua, Puno y Tacna.

“El caso está ocasionado por El Niño”, afirman los especialistas.

La declaración de emergencia implica la ejecución de planes de contingencia ante una posible sequía y para proteger, controlar y suministrar los recursos hídricos del sur peruano.

El Gobierno de Humala ha conformado comités de coordinación de emergencia en cada Administración Local del Agua (ALA) para controlar las restricciones, distribución y uso del agua existente.

El jefe de la ANA, Juan Carlos Sevilla, instó a los sectores involucrados a que entiendan que este es un esfuerzo multisectorial que compromete a todos al momento de racionalizar el uso del agua.

El déficit hídrico consiste en la disminución transitoria, y durante un espacio corto de tiempo, de las precipitaciones o lluvias, mientras que la sequía es la alteración climática que produce un déficit hídrico prolongado durante meses o años en una misma zona.

El fenómeno El Niño ocurre cuando se eleva de manera anormal la temperatura del mar, lo que suele ocasionar lluvias torrenciales, inundaciones y aluviones en las zonas costeras cercanas, y escasez de precipitaciones en la cordillera andina.

De acuerdo a los datos, tras la “desaparición” del lago Poopó en Bolivia por una sequía atribuida a El Niño, la atención se extendió en el emblemático Titicaca, donde autoridades de municipios ribereños como Copacabana advirtieron que los peces del lago se redujeron hasta en un 50 por ciento con relación a hace 20 años.

En el Titicaca abunda la trucha, una especie piscícola apreciada por su sabor, lo que permite preparar variados y exóticos platos para el turismo, mientras las poblaciones autóctonas utilizan este recurso como alimento de rutina.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *