El 9 por ciento de todos los usuarios de Itapúa usa energía eléctrica sin pagar, señala informe

Un técnico procede a interrumpir el servicio de una conexión eléctrica clandestina en la zona céntrica de Encarnación. Una cifra alarmante de usuarios irregulares detectó la ANDE en todo Itapúa.

De un total de 160.000 clientes que tiene todo el departamento de Itapúa (entre activos e inactivos), unos 15.000 suministros tienen algún tipo de irregularidad, señala un informe de la ANDE tras aclarar que el alarmante índice de usuarios mau fue constatado a partir del análisis de datos obtenidos del sistema de gestión comercial sobre el comportamiento de los clientes en base a la carga declarada y la lectura de los medidores de facturación.

Como parte de la lucha contra la informalidad, se realiza partir de este lunes el Operativo Itapúa 1 en la ciudad de Encarnación, departamento de Itapúa.

En ese sentido, de 684 suministros inspeccionados se detectaron 95 irregularidades de diversos tipos, entre ellos un caso de derivación antes del medidor en un edificio de departamentos ubicado en el microcentro de la capital departamental, que derivó en un intento de soborno a uno de los funcionarios intervinientes.

El trabajo de verificación e intervención de suministros irregulares y de conexiones clandestinas proseguirá hasta este viernes 23 de junio, e incluirá otras zonas del departamento sureño.

Este tipo de operativos se ha realizado de forma exitosa en los departamentos de Alto Paraná  y Central, en un trabajo conjunto de la Dirección de Gestión Regional y la Gerencia Comercial.

En el departamento de Itapúa, los trabajos de verificación e intervención de suministros irregulares contó con el apoyo de 20 cuadrillas de la ANDE y de empresas contratistas, de personal de la Policía Nacional y de la Fiscalía zonal.

El ente energético ha suscrito un contrato con el Consejo de Empresas Públicas, en donde se comprometió a reducir las pérdidas no técnicas, a través de la lucha frontal a las conexiones mau.

Funcionarios que estaban realizando la verificación de suministros en el microcentro encarnaceno detectaron una cabina de medidores del edificio Candi, propiedad de un ciudadano de origen chino, cuyo encargado intentó sobornar a los intervinientes ofreciendo la suma de G. 3.500.000, pero el hombre fue denunciado y arrestado.

El Art. 173 del Código Penal paraguayo establece la penalización prevista de 3 años de penitenciaría o multa para el delito de sustracción de energía eléctrica, a pesar de lo cual miles de usuarios prefieren arriesgarse e incurren en la práctica, que perjudica por igual al ente energético, a los usuarios formales y al país.

Comentarios

Comentarios

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *