Flujos financieros ilícitos limitan la capacidad de desarrollo del Paraguay

La socióloga asegura que el principal impacto de los flujos financieros ilícitos es la reducción de ingresos tributarios, que afecta la capacidad del Estado para financiar las políticas públicas.

Uno de los grandes problemas que enfrenta el Paraguay es su limitada capacidad de recursos nacionales para financiar las políticas públicas que permitan mejorar sustancialmente la vida de los paraguayos y las paraguayas, afirma la socióloga Verónica Serafini.

La baja presión tributaria y la inequitativa estructura tributaria impiden que el Estado paraguayo garantice el ejercicio de los derechos y una rápida trayectoria hacia el desarrollo, alega.

En una columna de opinión divulgada por la revista Economía y Sociedad, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP), la experta sostiene que uno de los factores que contribuyen a esta situación es la importante cantidad de flujos financieros que salen de manera ilícita del país, y hace referencia al informe de la organización mundial Global Financial Integrity (GFI).

Serafini destaca que los flujos financieros ilícitos son -según el informe del Comité Intergubernamental de Expertos en Financiación del Desarrollo Sostenible- el dinero obtenido o utilizado de forma ilícita y, en ambos casos, transferido ilegalmente de un país a otro, e incluye las ganancias no declaradas ante las autoridades tributarias.

Los flujos ilícitos están generalmente relacionados con el secreto financiero o bancario, los paraísos fiscales, los fideicomisos secretos, las compañías nominales y las cuentas anónimas, ya que se busca transferir esos fondos a lugares donde puedan ser ocultados y blanqueados, puntualiza, al citar como fuente al referido comité.

La socióloga asegura que el principal impacto de los flujos financieros ilícitos es la reducción de ingresos tributarios, que afecta la capacidad del Estado para financiar las políticas públicas que permitan hacer efectiva la vigencia de los derechos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *