“Dejemos de maldecir y digamos todos que Paraguay ya no será un país corrupto”

“Empecemos a proyectarnos y a visualizar lo que podemos hacer como ciudadanos para que nuestro país avance y se fortalezca como potencia entre las naciones”, dice el posteo en positivo. (Foto: La Nación).

La ciudadanía reacciona de diversas maneras con respecto a los comicios de este domingo, y de los miles de posteos en las redes sociales extraemos uno que publicamos a continuación por su contenido positivo, que se destaca por entre otros miles de opiniones con alta densidad crítica:

“Dejemos de decir que vamos a tener 5 años de miseria.

“Dejemos de maldecir al país, a los gobernantes y a su gente, porque las palabras tienen poder para levantar o para destruir; eso que declaramos, eso nos sobrevendrá.

“Declaremos, en cambio, que nuestra familia y yo vamos a vivir en paz, en abundancia, en un país de oportunidades, de tierra fértil, con mejor educación, con más fuentes de trabajo.

“Digamos todos que Paraguay será conocido por su honestidad, por su gente solidaria y leal, por grandes acuerdos y alianzas que beneficiarán por igual a todo el pueblo, sin más discriminación ni separación de clases sociales.

“Independientemente de quien ha ganado las elecciones, empecemos a proyectarnos y a visualizar lo que vos y yo, como ciudadanos y como capital humano podemos hacer para que el país avance, mejore, se fortalezca y se establezca como potencia entre las naciones.

“Dejemos de maldecir, de hablar mal de nuestro país y nuestra gente, y empecemos a cambiar tu mentalidad, a destrabar ese patrón de pensamiento arbitrario y egoísta.

“Erradiquemos juntos el ‘aichincháranganismo’; dejemos de lado esa actitud pesimista y comencemos a bendecir a nuestro país, comprometiéndonos a trabajar por él con voluntad y actitud positiva.

“Recordemos todos que el cambio no viene por un color, ni a través de un hombre, sino por la posición y la mentalidad de todos nosotros, el pueblo, la gente, los ciudadanos.

“Unámonos todos para la construcción del país que tanto queremos, que tanto soñamos, para nosotros, para nuestros hijos y para los que vendrán.

“Que Dios nos guíe para hacer bien las cosas y recibir la recompensa que nos estará aguardando como hijos bendecidos de la patria”.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *