Creen que Gobierno-FTC hacen teatro público de neto corte electoralista

Helicópteros artillados rastrean la zona donde supuestamente estarían escondidos los epepistas. La gente opina que estas incursiones se tratan de un escándalo premeditado que, como siempre, no llevarán a nada. (Foto: Diario ABC Color).

Los sucesos que se registran en el Norte del país, donde la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) aparece en la prensa como dispuesta a luchar contra el ilegal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) no es más que una exhibición mediática de teatro destinada a acallar a indignados con la inseguridad en la zona, a días nada más de cruciales elecciones generales.

“De repente, cuando faltan apenas días para los comicios, nos sorprenden con la noticia de las refriegas, donde dos soldados son presentados como heridos y, como ocurre siempre, los bandidos se salen con las suyas sin dejar rastros, a pesar del ampuloso despliegue de fuerzas, equipos, armamento y tecnología de punta adquiridos especialmente con el dinero de las víctimas, en este caso los ciudadanos paraguayos”, afirma en su sitio virtual Blas Antonio Duarte.

Las redes sociales no han escatimado adjetivos para descalificar la forma y el momento en que la agrupación especial creada por el Presidente Cartes (a la sazón comandante en jefe de las Fuerzas Armadas) se muestre ante la opinión nacional como muy interesada en desarticular la banda armada que hace años estremece la región Norte, especialmente los departamentos de Concepción, San Pedro, Amambay y Caaguazú, con golpes extorsivos que reivindican una supuesta filosofía político-militar.

El pasado fin de semana, dos soldados resultaron heridos tras un cruce de fuego con efectivos del EPP en la jurisdicción del establecimiento “Ypané del Norte”, y según los reportes basados en fuentes militares, al menos un terrorista estaría herido.

Hasta el momento, el lugar está acorralado por soldados apoyados por fuerte poder de fuego y helicópteros que rastrean por tierra y aire un sitio donde supuestamente estarían escondidos los epepistas.

Sin embargo, la opinión generalizada de la gente coincide en que nada encontrarán los soldados y, como siempre, todo quedará en el opareí.

“Tuvieron todos los recursos y el apoyo necesario para hacer bien su trabajo hace años, pero en todo este tiempo se pasaron haciendo nada y jodiéndonos la vida”, tiroteó otro indignado.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *