Contralor promete “insumos” para aclarar por qué dio trato de reina a su secretaria

Velázquez se dirige al presidente Cartes y al vicepresidente Juan Afara durante la inauguración del centro de formación de servidores públicos. Funcionarios ironizaron el hecho, recordando la frase que dice: “Haz lo que yo digo, no lo que yo hago”, en referencia al caso de su secretaria, a quien privilegió con dinero del pueblo.

En una nota enviada a la fiscala Victoria Acuña, el contralor general de la República, Óscar Rubén Velázquez, se puso a disposición del Ministerio Público para ayudar en la investigación que le tiene como protagonista de un escándalo de proporciones que ha sacudido a la opinión pública.

El contralor promete “total colaboración” para la provisión de documentos, informes e insumos que sean requeridos en el marco de las investigaciones.

“No sabemos qué es lo que quiere aclarar el contralor, si los hechos hablan por sí solos”, expresó una funcionaria de la institución de control de bienes y recursos del Estado, tras hacer hincapié en los privilegios de primer mundo otorgados por Velázquez a su secretaria privada, Liz Paola Duarte.

Presionada por la ciudadanía indignada, la miss se vio obligada a renunciar a su remunerativo puesto laboral público, donde percibía mensualmente entre 22 millones y 32 millones de guaraníes, según informes oficiales.

Velázquez, mientras tanto, participa con normalidad de sus obligaciones como funcionario estatal, e incluso ha estrenado secretaria, que según los datos percibirá salarios y horas extraordinarias sin abultamientos.

En medio de este estado de cosas, el ambiente laboral se ha tornado denso, instalándose un clima de temor y cuidado azuzado por nerviosos jefes, quienes acusan el mal humor del contralor, más aun después de que Diputados diera a conocer su intención de someterlo a juicio político a raíz de su involucramiento en el sonado caso “secretaria de oro”.

Según datos de asistentes fiscales, la investigación también abarcará denuncias explícitas del sindicato de funcionarios de la Contraloría, quienes sostienen que Liz Paola no ha sido la única privilegiada, sino existiría otra veintena de beneficiados de lujo por la dadivosidad del contralor con plata del pueblo.

Esta semana, el diputado colorado oficialista Daniel Durán desmintió rumores acerca de un posible blanqueamiento de Velázquez, y afirmó que se están haciendo las debidas consultas antes de confeccionar el libelo acusatorio que deberá llevar al banquillo de acusados al contralor, quien alega no temer a la justicia y afirma que tiene documentos, datos e “insumos” para probar su inocencia.

En medio de la tormenta política y social generada por el caso, la presidenta de la Coordinadora de Abogados del Paraguay, Kattya González, lanzó un contundente pedido de renuncia al contralor y, en paralelo, dijo que el gremio a su cargo impulsa el juicio político y la destitución de Velázquez, a quien acusa de indigno para ocupar el importante cargo público.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *