Con violencia vuelven a tomar la UCA ante malestar de la mayoría

La violencia no se detiene, de la mano de una minoría radicalizada
instalada en el Rectorado de la Universidad Católica.
Los incidentes se reiniciaron este miércoles cuando autoridades de la
Universidad Católica, guardias privados y agentes del Ministerio Público
ingresaron a la sede del Rectorado a la fuerza, que según el informe de la
Comisaría 5ª fue de mutuo acuerdo para liberar la UCA como punto de
acuerdo con los manifestantes.
Lo cuestionado del caso es que la tensión aumentó siendo testigo el
principal protagonista del escándalo, José Antonio Galeano, cuya
reposición como Decano de Filosofía pide el grupo de estudiantes
atrincherados en la emblemática casa de altos estudios.
Galeano señaló a Radio Ñandutí que hace 20 días había comunicado a la
Universidad Católica que cualquiera sea la definición de los
acontecimientos, el mismo ya no retomaría el cargo.
Todo el lío fue porque, dentro de la Ley y la norma de la Universidad, se le
concedió la jubilación, lo cual es resistido por un grupo minoritario de
adeptos a Galeano, quien en los hechos no demuestra desprecio a la
posibilidad de hacer el rekutu.
Lo cierto es que los llamados revoltosos tomaron de nuevo el sitio ubicado
en el entorno de la Catedral de Asunción, forcejeando con guardias
privados y funcionarios de la institución que están en contra de la medida
de fuerza y del retorno de Galeano, con el argumento de que la Ley es
clara en el sentido de que la jubilación no amerita discusiones.
En una muestra de intransigencia y rechazo a la posición de las
autoridades de la UCA, la minoría estudiantil volvió a utilizar la fuerza para
hacerse sentir.
En total, fueron cuatro los accesos “retomados”.
La situación sigue tensa en el sitio, donde, además del Rectorado,
funcionan la Facultad de Filosofía y la Facultad de Derecho de la Católica.
La mayoría del estudiantado está en contra de la violencia de unos pocos
que impiden la normalidad administrativa y educativa en la institución.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *