“Chokokué” organizados lloran miseria, pese al aumento sustancial de la asistencia pública

Cíclicamente, las organizaciones campesinas convergen sobre Asunción para depositar sus reclamos. El Gobierno alude a una asistencia millonaria en dinero y bienes variados para San Pedro, donde anidan las agrupaciones radicales que lloran miseria.

Más de la cuarta parte de los 21 distritos del Departamento de San Pedro reciben al año 60.300 millones de guaraníes del Estado paraguayo en concepto de ayuda monetaria, más asistencia técnica, implementos agrícolas e insumos varios, a pesar de lo cual todas las organizaciones campesinas de esa región (que son las más grandes del país) lloran miseria y compiten en reclamos.

De acuerdo a datos oficiales, el programa Tekoporã asiste actualmente a 27.474 familias censadas e identificadas de San Pedro, de las cuales 994 pertenecen a comunidades indígenas y 3.042 núcleos familiares que tienen entre sus integrantes a personas con discapacidad. 

En todo el territorio nacional, Tekoporã da “pescado” a 152.132 familias en situación de pobreza y vulnerabilidad, a lo cual se suman variados programas asistenciales de estímulo a la producción diversificada y la sustentabilidad.

A la hora de la verdad, la victimización del sector rural campesino y de las comunidades indígenas gana terreno y espacio en la consideración pública, que se une al clamor de los “chokokué” y exige mayor participación de los sectores vulnerables en el reparto proporcional de la riqueza, que beneficia en enorme desproporción a la claque política y empresarial dominante, sin acepción de colores ni ideologías.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *