Cartes se retracta y dice que destitución de Lugo fue un acto de justicia

Las declaraciones de Cartes generaron un culebrón, que después fue señalado por el mismo presidente como un “error” que sectores políticos y sociales califican indistintamente de “exabrupto” o “sincericidio”.

Causaron revuelo en ámbitos políticos y redes sociales las declaraciones formuladas este miércoles de mañana por el presidente Horacio Cartes, quien a su retorno de Israel señaló ante la prensa que el ex presidente Fernando Lugo fue víctima de un “golpe”, pero después se retractó y señaló en un comunicado oficial que esta palabra no se adecua a sus convicciones.

“Cometí un error al utilizar una palabra (“golpe”) que tiene un sentido político totalmente diferente a mis convicciones”, afirmó Cartes en el sitio oficial de la Presidencia de la República. 

Sostuvo que “como fue reconocido por autoridades y naciones de todo el mundo, el proceso de destitución a través del juicio político se enmarcó en la Constitución Nacional y en las leyes vigentes”.

“Pido disculpas a la nación paraguaya por la mala elección de palabras”, señala finalmente el comunicado, que no tuvo la misma reacción que la declaración sobre “golpe” que circuló en las redes de información como reguero de pólvora.

El caso fue aprovechado por políticos para lanzar munición gruesa contra el presidente Cartes.

Por un lado, sectores que defienden la destitución de Lugo vía juicio político, especialmente referentes del PLRA, coincidieron en señalar el “error” de Cartes como un exabrupto y una ofensa a la legitimidad del proceso que precedió al cambio de Presidente de la República luego de la masacre de Curuguaty.

Por otra parte, referentes de la izquierda y sectores de opinión que respaldan la gestión del ex obispo expresaron que lo que dijo Cartes debe interpretarse tal y cual como el mismo lo mencionó, en alusión a la palabra “golpe”.

“Todo el mundo, incluso el oficialismo paraguayo, sabe que el presidente Lugo fue víctima de un golpe de Estado”, afirmó el senador Luis Alberto Wagner, afiliado al Partido Liberal Radical Auténtico, la misma nucleación política que, de la mano de Federico Franco, asumió el poder dejado por Lugo luego del polémico juicio político en el 2012.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *