Cartes dejará impune y nadando en la riqueza a repudiada rosca aduanera

La mansión de Osvaldo Molinas es apenas una muestra del estratosférico nivel de vida que llevan los aduaneros de la rosca, con salarios que no pasan los G. 6 millones. (Foto: Diario ABC Color).

Multiplicadas denuncias de la prensa, acompañadas de voluminosas evidencias, finalmente de nada sirvieron porque en todo este tiempo, y en los umbrales de nuevas elecciones que ungirán nuevo Presidente de la República, Horacio Cartes no se animó a ordenar siquiera una investigación interna que ayudara a echar luz sobre el escándalo protagonizado por funcionarios de la Dirección Nacional de Aduanas que no tienen argumentos para explicar el origen de sus fortunas que, se sabe, son producto de coimas y tranzas.

Históricamente, la justicia paraguaya ha mantenido fuera del circuito de juicio a la rosca aduanera, conformada por la clientela política de turno, familiares, amigos y otro tipo de personas con cercanías y afinidad a las autoridades de ese antro de corrupción.

Sin embargo, la controvertida democracia no fue la excepción porque los gobiernos de turno se han empeñado en blindar a los recaudadores públicos y ocultarles de cualquier investigación, posiblemente a cambio de peajes crematísticos conocidos mediáticamente como “maletines para la corona”.

De esta manera, formidables y abundantes materiales ofrecidos en bandeja por la prensa para demostrar el grado de pillaje y asociación ilícita en el círculo aduanero quedan en el archivo, privando inconstitucionalmente a la ciudadanía de conocer el destino de las recaudaciones públicas y la transparencia que deberían tener las personas que ocupan cargos y funciones en el Estado, en este caso en un bastión exclusivo considerado sitio apropiado para el enriquecimiento rápido y fácil.

La conducta de las autoridades aduaneras también deja mucho que desear, teniendo en cuenta que deberían haber sido los primeros en interesarse por la salud ética de sus subordinados, pero esto no ocurre, y se supone con marcada lógica que continuará indefinidamente en el tiempo mientras no surja un líder con valores y perfil de patriota de entre el mar de interesados en el poder, que hasta ahora han demostrado solo interés en que continúe el estado de cosas, a juzgar por la falta de propuestas válidas y creíbles.

A nivel del Ministerio Público, los fiscales de Delitos Económicos han mostrado en este gobierno que la potestad que les confiere la ley para actuar de oficio ante la existencia de sospechas fundadas de delitos contra el patrimonio estatal es letra muerta, y que los poderosos ostentan blindaje natural contra cualquier tipo de molestia de jueces, fiscales y policías.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *