Capturan a abogado, vinculado con la flor y nata del negocio de la droga

El presunto narcoabogado fue detenido en el marco de la operación “Roca” como vinculado al esquema de narcotráfico que era liderado desde la cárcel de Tacumbú por los temibles “Capilo” y “Toma’i” Rojas Cañete.

Agentes antinarcóticos capturaron a un abogado de la ciudad de Pedro Juan Caballero quien, según las evidencias incautadas en el marco de la operación “Roca”, está vinculado directamente con el narcotráfico.

El detenido fue identificado como Fabio Junio Aguilar Méndez, paraguayo, de 34 años de edad, quien fue remitido a la base de operaciones de la Senad en Asunción para enfrentar cargos por actividades ilícitas.

El arresto se produjo en prosecución de las investigaciones que se iniciaron después de haberse descubierto una estructura de tráfico de drogas, liderada desde sus celdas vip de la cárcel de Tacumbú por los temibles Tomás Rojas Cañete (alias “Toma’i”) y Carlos Antonio Caballero (alias “Capilo”).

Aguilar Méndez se desempeñaba como abogado defensor de Rojas Cañete, pero posteriormente fue separado de dicha función.

Mediante trabajos de inteligencia, la Senad constató la  participación activa del profesional en la planificación de la comercialización de cargas de cocaína procedentes de Bolivia, con destino a Brasil.

De acuerdo a los datos, el abogado oficiaba de enlace entre Toma’i y “Capilo”, este último autodenominado jefe del temible Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay.

Los datos o informes que pueda aportar el abogado detenido serían fundamentales para acabar con las investigaciones, que tienen el objetivo de echar luz sobre el extenso y profundo esquema asociativo de la mafia para vulnerar controles y permitir el libre tráfico de drogas en territorio paraguayo.

Rojas Cañete y Caballero son considerados capos del narcotráfico, y se encuentran cumpliendo penas carcelarias en la penitenciaría de Tacumbú, donde una comitiva fiscal y policial evidenció que recibían trato preferencial de parte de las autoridades carcelarias, quienes permanecen sin ser sumariados.

La situación de los presos vip contrasta visiblemente con el régimen de precariedades a que es sometido el resto de la población penal, que pasa sus días en celdas precarias, insalubres y ajenas a protocolos internacionales de servicio penal.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *