Cannabis al por mayor y narcos de poco peso caen en operativo

La estructura de los narcotraficantes descubierta por Senad permite develar parte del esquema productivo de la droga, que permea controles y se instala amenazante en el tejido social.

Nueve campamentos clandestinos montados a los pies de un cerro en el departamento de Amambay abrigaban un formidable esquema de producción de droga que, según las referencias, involucraba la participación de técnicas y logística, a más de abundante mano de obra.

La estructura fue descubierta en una operación desplegada por agentes especiales de la Senad destacados en el departamento norteño, 500 kilómetros al noreste de Asunción.

El establecimiento intervenido fue identificado como estancia “Primavera”.

No se dieron a conocer mayores detalles sobre el sitio y, lo principal, la identidad del propietario, en una práctica común de la Senad.

Según el informe oficial, la estrategia para el allanamiento requirió de un mapeo, además de labores investigativas para la localización de las parcelas de marihuana, que mostraban un crecimiento saludable y exuberante junto a una espesa vegetación que domina un escenario rodeado de terrenos elevados.

La estructura desarrollaba los trabajos de cultivo mediante un importante soporte logístico.

Los 9 campamentos funcionaban como base de almacenamiento y producción de cannabis a gran escala.

Un total de 3.500 kilos de la droga alucinógena picada se encontraba distribuido en 148 bolsas, mientras que otros 198 kilos estaban en fase final de prensado, fraccionados en 177 paquetes de diferentes tamaños.

Las semillas totalizaban un peso de 103 kilos.

El allanamiento también permitió descubrir 8 hectáreas de plantaciones de marihuana, distribuidas en cuatro parcelas.

Los presuntos involucrados en el negocio fueron identificados como Virgilio Fleitas, de 51 años de edad; Eladio Sánchez (56) y Daniel Lovera (21), todos ellos de nacionalidad paraguaya.

Los supuestos narcos detenidos fueron trasladados hasta la base de operaciones de la Senad, acompañados de listado de elementos como evidencias, entre ellos 5 prensas de madera, 1 prensa de hierro, 15 zarandas, 7 gatos hidráulicos, 2 guillotinas, una pulverizadora y una sembradora, destinados para la producción de marihuana.

Según los datos de Senad, los detenidos habrían ingresado de forma clandestina a la propiedad rural para desarrollar sus actividades ilícitas.

El dato indica que los propietarios o responsables de los establecimientos poco o nada se interesan por la seguridad de sus inmuebles, lo cual es puesto en tela de juicio por fuentes críticas.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *