Campañas que alientan invasiones arriesgan el desarrollo de Santa Rita

Una denuncia de tinte electoralista fue promovida por la ciudadana Norma Vargas, con la evidente intención de sacar beneficios irregulares en la ciudad de Santa Rita, Alto Paraná.

La citada tiene su residencia en Asunción, y desde que llegó a la zona busca posicionarse y ayudar a su entorno político con un espacio virtual liderada por la misma.

El espacio virtual se llama “Santa Rita no te Calles”, con el que se inició la orquestación del drama judicial desde hace un tiempo, de acuerdo a los informes y a los antecedentes que vienen de la cronología de los hechos.

La metodología de la agitación declarada tendría su origen en las invasiones, de modo a alentar a los pobladores de los asentamientos ilegales a quebrantar la propiedad privada en la fructífera zona, pasando por alto las garantías y derechos consagrados por la Constitución Nacional para los propietarios legítimos.

Las personas que siguen las notas y reclamos de “Santa Rita no te Calles” tienen la percepción de cómo fue orquestándose la denuncia que obra ahora en la carpeta fiscal, relataron pobladores del lugar.

El agente fiscal de Santa Rita recibió la nota de parte del comisario Salvador Rodríguez, quien hace mención a la denuncia “Por lesión de confianza y otros”, presentado este miércoles 27 de setiembre de 2017 ante la oficina de guardia de la comisaría jurisdiccional por la señora Norma Vargas, con cédula de identidad Nº 1.193.110.

La mujer asume la representación del grupo ciudadano “Santa Rita no te Calles”, afirma la nota del comisario remitida al Ministerio Público, que de alguna forma extiende la interpretación de que el grupo fue armado con intereses creados y simplemente para satisfacer apetencias personales, de acuerdo a nuestras fuentes. Según el Registro Electoral, Norma Vargas fija residencia en Asunción y vota en una institución educativa capitalina.

Ella lidera, como dueña de la página creada para tal efecto, el llamado sitio en Internet “Santa Rita no te Calles”, cuyo contenido se concentra mayormente en el ataque a autoridades que no responden a su grupo político.

Lo llamativo del caso es que denuncia se presenta en momentos en que existe interés de la mayoría de quienes en verdad forjan el desarrollo de esa región de dialogar sobre las diferencias normales que puedan existir dentro de un espacio de libertad.

Sin embargo, atendiendo a los ataques de Norma Vargas, existen elementos para pensar que todo se pueda discutir solo por la vía judicial, quedando por verse hasta qué punto la mujer sería responsable de la paz quebrantada en Santa Rita, una ciudad admirada por propios y extraños como ícono del trabajo organizado.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *