Cambios bruscos de temperatura precipitan desembarco de influenza

La Dra. Silvina Martínez López recomienda tener especial cuidado con los cambios bruscos de temperatura, por el riesgo latente de enfermedades, especialmente en personas vulnerables desprovistas de protección o cuidado.

Centros de atención sanitaria de la capital amanecieron este martes con alta demanda de personas afectadas por cuadros gripales y resfriados, entre ellos la influenza, que tiene síntomas de afección más pronunciados en personas vulnerables.

“Los cambios bruscos de temperatura facilitan la aparición de las enfermedades respiratorias, especialmente en personas sorprendidas sin abrigos o expuestas a los rigores de los vaivenes climáticos, entre ellos la lluvia o la alta dosis de humedad”, afirmó la doctora Silvina Martínez López.

Comentó que es usual que la gente use ropa adecuada a la temperatura ambiental, sin pensar mayormente en la posibilidad de desmejoramiento atmosférico.

“Lo malo es que, muchas veces, una lluvia inesperada o el desembarco sin aviso del viento sur, sorprende a muchas personas con vestimenta liviana, y en esos casos es fácil la aparición de imponderables como el resfrío y otros males respiratorios”, apuntó la médica.

Recomendó especialmente tener en cuenta que estamos en temporada de invierno, y aunque el tema climático es tan especial en Paraguay, donde el calor predomina gran parte del año, las personas deben tener siempre a mano un abrigo, para evitar sorpresas desagradables.

“Es común escuchar que una ropa demás molesta, o un paraguas, o un gorro, pero siempre es mejor prevenir que curar”, apuntó la profesional.

Datos de la Dirección de Meteorología señalan que este mes predominará el clima primaveral, con algunos vaivenes atmosféricos, especialmente lluvias de baja intensidad en la Región Oriental y Bajo Chaco.

También se anuncia un pico de crecida de los ríos y cauces hídricos en general, como consecuencia de las precipitaciones cíclicas en la región sur de Brasil, donde nacen los ríos Paraguay y Paraná.

Las zonas ribereñas de Asunción experimentan desde hace un par de meses la visita de agua de río proveniente de la crecida que obliga a muchas familias a emigrar a lugares más altos, dejando a su paso un tendal de desechos de todo tipo y enfermedades de estación.

La doctora Martínez López recomienda tener especial cuidado con casos de fiebre alta, dolores de garganta, congestión nasal, dolores de cabeza y diarrea.

“En esos casos, las personas deben acudir de inmediato a un centro médico para el tratamiento correspondiente y para descartar males mayores, lo cual es muy posible en un escenario ideal para cualquier tipo de enfermedad”, recalcó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *