Caen más de 35 toneladas de droga en reserva considerada “territorio narco”

Bolsas de marihuana al por mayor, decomisadas por la Senad en la reserva natural San Rafael. Cayeron casi 36 toneladas de la droga alucinógena, y no hay ningún detenido porque los narcos huyeron por los montes, según el informe.

Agentes de la Senad realizaron un operativo antinarcótico en el distrito de Tava’i (Ñu Kañy), departamento de Caazapá, dentro de la reserva natural San Rafael del Paraná, incautándose de unos 7.000 kilos de marihuana picada y 1.500 kilos de cannabis prensado, como parte de una intervención que también derivó en el descubrimiento de 9 hectáreas de la hierba alucinógena.

Una hectárea de cultivo de marihuana arroja, en promedio, 3.000 kilos de droga, con lo cual la cantidad del producto prohibido caído en comiso asciende a más de 35 toneladas.

Intervino personal de la oficina regional Nº 3 de la Senad, con sede en Encarnación, acompañado del fiscal antidroga del departamento de Caazapá, Jalil Rachid.

A diferencia de operativos anteriores realizados en la misma zona ecológica, en esta oportunidad dieron participación a personal de Conaderna (Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales), SEAM (Secretaría del Ambiente) e Infona (Instituto Forestal Nacional).

Con la orientación de los funcionarios, los antinarcóticos se internaron en los montes y detectaron la inmensa plantación en una zona de rozado, posiblemente preparada para el cultivo de la planta de verde follaje, que se confunde con la vegetación agreste nativa del lugar.

La comitiva halló varios alijos de marihuana, específicamente 6.925 kilogramos de “macoña” picada y 1.495 kilogramos de la misma hierba, en estado de prensado.

También detectó 9 hectáreas de la planta narcótica, distribuidas en 6 parcelas que se encontraban en etapa de crecimiento y cosecha.

Las plantaciones fueron eliminadas en su totalidad, por disposición fiscal, según el informe oficial.

El grupo operativo encontró, además, tres prensas de madera, dos fumigadoras, seis gatos hidráulicos y cuatro zarandas, abandonadas por los narcos, “quienes escaparon internándose en la espesura del monte”.

Las cargas de drogas, previo pesaje y extracción de muestras, fueron incineradas en el lugar, al igual que las demás evidencias halladas en la reserva natural.

El perjuicio económico ocasionado a la mafia del narcotráfico orilla un millón de dólares, según se informó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *